Actualidad Internacional

Huracán Karl deja siete muertos a su paso por México

Las autoridades se mantenían en alerta ante la posibilidad de deslizamientos de lodo e inundaciones tras el paso de Karl, que hasta el sábado había dejado al menos siete muertos y seis desaparecidos en dos estados del país.

Karl, que el viernes azotó como huracán la costa del Golfo de México y para la madrugada del sábado se disipó, provocó intensas lluvias que desbordaron ríos en el estado de Veracruz, como en la comunidad de Cotaxtla, donde se encontraron los cuerpos de un niño de 2 años, otro de 3, identificado como Alan Utrera, así como de su abuela Josefina Crisanto, de entre 40 y 50 años, informó AP.

Asimismo, el secretario estatal de seguridad pública de Veracruz Sergio López confirmó el hallazgo de otras dos mujeres fallecidas en la comunidad de Felipe Carrillo: Arcadia Ventura, de 87 años y Obdulia Gutiérrez, de 54.

Estas víctimas se suman a una señora de 61 años y una niña de dos que murieron el viernes en Nexticapan, en el estado central de Puebla y vecino al de Veracruz.

Por su parte, el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, informó que el número de damnificados asciende a medio millón. No se ofrecieron detalles sobre el aumento en el nuevo reporte de desaparecidos.

El río Cotaxtla, que pasa a un costado de la población de unos 5.000 habitantes, alcanzó una altura de hasta siete metros y dañó decenas de casas y locales comerciales. Las autoridades, rescatistas y pobladores aún buscaban a seis personas más reportadas como desaparecidas. El poblado está situado a unos 349 kilómetros al este de la ciudad de México.

El río Jamapa, también en Veracruz, continuaba al menos dos metros por encima de su cauce por lo que las autoridades continuaban desalojando personas de la comunidad homónima.

Mientras, en horas de la tarde, las autoridades de Veracruz iniciaron el desalojo de las comunidades cercanas a Boca del Río y Jamana ante nuevas crecidas de los afluentes de agua. También aumentó el número de albergues para resguardar a los evacuados.

Oscar Rojas Hernández, padre del pequeño de 2 años que murió, relató a la AP que después de la medianoche se percató de que el río crecía y salió de su casa a buscar ayuda. Cuando regresó la corriente le impidió entrar a su vivienda.

Desde una distancia de unos 20 metros vio como el agua subía y le gritó a su madre y a su esposa embarazada, a días de dar a luz, que subieran al techo de la residencia de dos pisos. Lo hicieron, junto con su hijo, aunque ya no hubo tiempo de rescatarlos, debido a que el caudal tapó la vivienda por completo.

«Pido que me apoyen para buscar a mi gente», declaró el hombre de 23 años sin poder evitar los sollozos. «El río me quitó a mi familia».

Al paso de las horas fue localizado el cadáver de su hijo y su mamá, y seguía la búsqueda de su esposa.

El gobernador Herrera llegó a la comunidad, una de las más afectadas por los remanentes de Karl, y dijo que el huracán «chocó» contra las montañas de Veracruz y perdió su fuerza, pero dejó una gran cantidad de agua.

Para el alcalde de Cotaxtla, Cirilo Peña, «no hay palabras… es algo que no esperábamos, es la primera vez que sube tanto el nivel de este río».

En la calle principal de Cotaxtla, las casas, restaurantes y tiendas estaban repletas de lodo, troncos y postes que voluntarios, personal del ejército y rescatistas se afanaban en quitar apoyados con maquinaria y camiones. La comunidad se quedó sin servicios de luz ni agua potable.

«Fue como un tsunami», describió Francisco Rojas, de 15 años y hermano de Oscar, mientras volteaba hacia la orilla del caudal.

En la orilla del río, el agua subió hasta cerca de siete metros y corrió unos 500 metros hacia arriba de la comunidad, donde alcanzó la iglesia y el edificio de la presidencia municipal, que aún tenían las marcas del lodo que ahí llegó a un metro del nivel del piso.

Las autoridades federales estimaron el sábado que las condiciones de lluvia continuarán durante las próximas 24 horas en al menos 13 de los 32 estados mexicanos.

El jefe local de protección civil de Veracruz, Isidro Cano Luna, informó que la última tormenta parecida a Karl en la zona fue el huracán Janet en 1955.

Mientras tanto, en el Atlántico, el huracán Igor alcanzó la categoría 4 y se desplaza hacia Bermudas, donde se espera que llegue la noche del domingo.

«No hay que confiarnos todavía», dijo el sábado en rueda de prensa Francisco Blake, secretario de Gobernación (ministro del interior). «Tenemos suelos muy húmedos en cuencas o en lugares en donde se estén todavía abriendo presas. Es muy importante mantener el pendiente, el alerta, las recomendaciones, sobre todo por la humedad, los deslaves… (que) pueden seguir prevaleciendo en la medida en que vamos a seguir teniendo humedad y lluvia».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba