Actualidad Internacional

Incendios forestales acarrean enfermedades en Bolivia

La incidencia de enfermedades como consecuencia de los incendios forestales que afectan a Bolivia mantiene en alerta a las autoridades sanitarias en momentos en que se pronostica un recrudecimiento de los focos de calor en el mes entrante.

Según portavoces de salud pública se registra un incremento de males como difteria, gripe AH1N1, peste bubónica, fiebre hemorrágica, conjuntivitis, infecciones respiratorias agudas, dengue y dermatitis.

Sólo en el departamento amazónico de Beni se presentaron 7.000 casos de infecciones respiratorias agudas ocasionadas por el humo frente a los 4.200 de la misma fecha en el año anterior, como declaró a la agencia de noticias EFE el director de los servicios locales de salud, Moisés Yabeta.

Roberto Torrez, jefe de la unidad de Epidemiología de Santa Cruz, se refirió a la presencia de casos de dengue que «están controlados» .

Mientras, autoridades de Salud de Tarija y Chuquisaca, informaron de un brote de difteria al que también calificaron de «bajo control».

En la región amazónica de Pando se ha declarado la alerta sanitaria, mientras que el Ministerio de Educación susendió las clases de educación física en Santa Cruz, Beni, Pando y la región del Chaco.

Septiembre «crítico»

La Autoridad boliviana de Bosques y Tierra reportó más de 34.000 focos de calor, sobre todo en la región de la Amazonía y el oriente, y se estima que el fuego ha afectado aproximadamente a dos millones de hectáreas.

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología pronosticó chubascos para los próximos días, especialmente en el oriente, el Chaco y norte de La Paz, pero se cree que las lluvias no mitigarán los incendios ni aliviarán la sequía.

De hecho, las autoridades alertaron de que septiembre podría ser la etapa «más dura» de los incendios.

La ministra de Agua y Medio Ambiente, María Esther Udaeta, citada por el diario boliviano La Razón, expresó que «septiembre posiblemente sea el más crítico; va a empeorar, revisen las estadísticas de los últimos seis años y verán cómo es el comportamiento de los chaqueos (quema de tierra) y la tala indiscriminada, que se convierten en fuego incontrolable».

El gobierno dice que está elaborando un plan de contingencia nacional a la vez que coordina la ayuda ofrecida por Chile, Brasil y Argentina.

La colaboradora de la BBC en Bolivia, Mery Vaca, explica que los incendios se producen porque los agropecuarios y campesinos recurren a la práctica llamada «chaqueo» que consiste en quemar determinadas áreas de bosque forestal para ampliar las tierras de cultivo.

Sin embargo, los vientos y las sequías llevan el fuego de parcela en parcela hasta que el incendio se vuelve incontrolable.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba