Actualidad Internacional

Ingrid Betancourt gana el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2008

La política Ingrid Betancourt, recientemente liberada tras permanecer secuestrada durante más de seis años a manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ha sido galardonada hoy en Oviedo con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2008.

Betancourt se ha impuesto en las votaciones finales del jurado a las candidaturas del Colegio de Europa, con sede en Brujas (Bélgica), y del jesuita español Enrique Figaredo, que trabaja en Camboya desde 1991 y que ha hecho de su vida una cruzada contra las minas antipersonas.

La candidatura de Betancourt fue apoyada por los miembros del Patronato de la Fundación Príncipe de Asturias Francisco Daurella y Fernando Masaveu, el embajador de Francia en España Bruno Delaye, el ministro Miguel Ángel Moratinos, y los Premios Príncipe de Asturias Muhammad Yunus, Vicente Ferrer, Umberto Eco, Václav Havel, Jacques Delors, Luis María Anson y Juan Antonio Samaranch, entre otros.

Firme defensora de la libertad y los Derechos Humanos, durante su carrera política Ingrid Betancourt (Bogotá, 1961) dirigió sus esfuerzos al impulso de la democracia y la justicia social y a la lucha contra la corrupción, el narcotráfico y la violencia, en la búsqueda de un futuro distinto y más esperanzador para los niños y jóvenes de Colombia.

Betancourt fue primero diputada y luego senadora, hasta que dimitió de su cargo para presentarse a las elecciones presidenciales de Colombia en 2002, año en el que fue secuestrada. El Ejército de Colombia puso fin a su cautiverio el 2 de julio de 2008, en una operación en la que también liberó a tres estadounidenses y a once militares colombianos.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba