Actualidad Internacional

Irán lanza misiles, y avanza en su programa nuclear

Irán anunció ayer que probó «con éxito» un misil tierra-mar en el golfo Pérsico durante las maniobras militares iniciadas hace una semana en el país, informó la agencia de noticias Fars. La fuente, que cita al Portavoz militar, Habib Sayari, afirmó que «la versión mejorada del misil impactó con éxito contra el blanco predeterminado», sin precisar más detalles. También señaló que los ejercicios «Impacto de Zulfaghar», iniciados el pasado 19 en el sudeste de Irán, entraron ayer en una nueva fase que se realiza en el norte de las aguas del golfo Pérsico y el mar de Omán.

En estas operaciones, las más completas que ha realizado Irán en los últimos años, participan 12 batallones del Ejército de tierra reforzados con unidades aéreas y navales.

Las autoridades iraníes no han precisado hasta cuándo continuarán las maniobras, cuya denominación «Impacto de Zulfaghar» hace referencia a la espada del cuarto califa musulmán, el imán Ali, primo y yerno del profeta Mahoma.

Por otra parte, Irán rechazó ayer suspender el enriquecimiento de uranio, como le exige el Consejo de Seguridad de la ONU, cuyo ultimátum vence el jueves, y afirmó que su objetivo estratégico sigue siendo la producción de combustible nuclear. «La producción de combustible nuclear es el objetivo estratégico de Irán. Ninguna acción para limitar o privar a Irán de este objetivo podrá forzarlo a renunciar a ello», declaró Ali Larijani, negociador jefe de la cuestión nuclear iraní, citado el domingo por la radio estatal.

El enriquecimiento de uranio sirve para producir combustible nuclear para las centrales nucleares civiles, pero también puede ser utilizado para la fabricación de bombas atómicas.

Irán reanudó su proceso de enriquecimiento de uranio en enero pasado y logró enriquecer uranio en un 4,8%, un porcentaje con el que ya se puede producir combustible nuclear, lo que suscita recelo en la comunidad internacional.

Lo que dejó la guerra

El resultado del conflicto entre Israel y Hezbalá le ha dado a Irán la oportunidad de reforzar la influencia que tiene en el oriente, y a la vez reafirmar las percepciones de que cualquier intento de solucionar la cuestión nuclear militarmente sería muy costosa.

El mal manejo del esfuerzo de la guerra por parte de los israelíes obró en ventaja de los iraníes, que están dando a entender a otros estados musulmanes que Israel no sólo no es una potencia militar invencible, sino que ahora es una potencia más pequeña. A un nivel más alto, la guerra también ha dividido a los estados árabes en dos campos: pro y contra Hezbalá, y, al mismo tiempo, le ha permitido a Irán, gracias a su tutela del Hezbalá, proyectarse como el líder de todos los grupos musulmanes en su lucha contra Israel.

Considerando los efectos psicológicos que la exitosa resistencia de Hezbalá produce en la región, no es ninguna sorpresa que Irán esté resurgiendo con renovada, y probablemente excesiva, confianza. Según la posición de Teherán, éste es el momento perfecto para usar su ventaja como un elemento de presión y establecerse como una potencia regional hegemónica y un participante de importancia mundial.

Los acontecimientos de los últimos días demandan que se los examine teniendo en cuenta esa premisa.

Por ejemplo, durante el fin de semana, comenzó una nueva ronda de ejercicios militares iraníes –la segunda del verano– y se puso al descubierto la nueva doctrina de defensa del país. La primera etapa de los juegos de guerra –cuyo nombre en clave es “Zarbat Zolfaghar”, o “El Golpe de Zolfaghar” (en referencia al cuchillo del Imam Ali de doble punta) tuvo lugar en Sistan-Baluchistan, una provincia del sudeste, y continuará en otras 15 provincias del país durante las próximas cinco semanas. Durante el entrenamiento para la batalla, los militares probaron 10 misiles tierra-tierra.

Irán también dio a conocer lo que llama un nuevo “sistema de minas aéreas”, que, según los oficiales, podría utilizarse en altitud baja y alta, y en líneas generales, ha mejorado todo el sistema de defensa aérea. Estos son intentos de mitigar la vulnerabilidad de Irán, ya que carece de fuerza aérea. De hecho, el Brigadier General Mohammad Hassan Dadras, comandante de las fuerzas terrestres iraníes, dijo el sábado que ninguna fuerza aérea de la región sería capaz de confrontar el ejército iraní. Esta aseveración parece haber excluido a los Estados Unidos, una potencia no regional.

Junto con eso, el comandante en jefe del ejército, Mayor General Ataollah Salehi, hizo interesantes afirmaciones, en el sentido de que las fuerzas armadas iraníes están preparadas para enfrentar cualquier amenaza de Israel, país al que describió como un “enemigo loco”.

La guerra entre Israel y el Hezbalá, ha dejado concepciones que eran “sagradas” en Medio Oriente, atrás, ha cambiado las reglas, Israel, por primera vez no pudo sentar hechos consumados sobre el terreno y deberá negociar, cosa a la cual se negaba antes de salir a la guerra. Irán y Siria han tomado nota de esto.

Los misiles se han convertido en el factor de disuasión mas importante, los tanques israelíes fueron los grandes perdedores, allí estuvieron las bajas, allí apuntan las principales criticas, los misiles de hombre, los RPG tandeo, han resultado letales para los mercaba Israelíes.

Irán su capacidad real convencional y “la amenaza real”

Esta nueva concepción disuasoria de los misiles, plantea nuevos interrogantes. Por ejemplo ¿cual es la capacidad disuasoria convencional de Irán?

Este “sacar músculo” apunta sin duda a la amenaza no convencional, y específicamente al misil como vehículo. Irán desde lo convencional no representa la amenaza que si conforma desde lo no convencional.

Irak ha derrotado en forma categórica a Irán en los ochenta, lo que permitió a Saddam convertirse en el líder árabe mas importante en los noventa y que lo llevó a enfrentarse directamente con los Estados Unidos en tres ocasiones, en el 91, la primera guerra del golfo, en el 98 en el “Desert Fox” lanado por Clinton y en el 2002 en la segunda guerra del golfo.

Entonces concretamente, ¿qué es Irán desde un punto de vista militar convencional?. Estamos hablando de medio millón de soldados regulares y trescientos cincuenta mil reservistas, este número incluye a los Pasdarán, los guardianes de la revolución, que conforman alrededor de ciento veinte mil soldados.

El Ejército posee 1700 tanques, en su mayoría antiguos y muchos no operativos por falta de repuestos. Estamos hablando de: 300Patton M-60 y M-47/48, 100 Chiptain, 500 tanques rusos T-59 y T-54/55 (Esto últimos con terminación China), 500 tanques rusos T-72, 250 tanques chinos T-69 y 100 de factura propia, básicamente el ensamble que ellos llaman, Zulquifar.

La fuerza aérea Iraní supo de días de gloria sobre todo en los 70, cuando Estados Unidos era el principal proveedor del Sha, hoy la realidad es muy diferente, estamos hablando de: 50 F-14 Tomkat, 250 F-4 Phantom, 250 F-5E, 40 F-7M de origen chino, 30 Sukhoi-24 rusos de la era soviética, 24 Mirage F-1 que desertaron de Irak durante la guerra del golfo del 91 y 7 Sukhoi 25 también provenientes de Irak.

A diferencia de lo que podemos ver en las unidades de aire y tierra, la marina ha gozado de una atención que le permitió modernizarse, allí podemos encontrar 3 submarinos KILO 877 de fabricación rusa, 20 embarcaciones misilísticas de origen chino y norcoreano, las CHAOH y las HUDONG, lo que conforman un total de 270 unidades.

En el plano misilístico Irán posee CSS-8 de origen chino con un alcance de 150 Km., Scud-B con una llegada de 300 Km., Scud-C con 500 Km., los Shihab-3 una replica del Nodong coreano modificado para alcanzar los 1300 Km., el Shihab-4 basado en el Taepodong-1 coreano con 2000 Km. de alcance, y la estrella misilística iraní, el Shihab-5 una versión mejorada del misil coreano Taepodong-2 con un alcance de 6000 Km.

En las unidades de campo estamos hablando de 14 divisiones de infantería y 15 aerotransportadas, con lo cual la amenaza para Israel, o incluso para las fuerzas de los Estados Unidos en Irak, tiene que ver con lo nuclear o con lo misilístico no nuclear, ya que desde lo estrictamente convencional Irán no podría establecer hechos consumados.

Pero la guerra de Israel con el Hezbalá ha demostrado que con lo que tiene Irán puede alcanzar, la disposición balística Iraní le da una capacidad concreta de daño convencional. Si a esta capacidad Irán puede agregarle la alternativa nuclear, estaremos hablando de otro escenario.

Este el motivo por el cual Estados Unidos y Europa están embarcados en esta misión de evitar un Irán Nuclear.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba