ActualidadActualidad Internacional

Italia defiende su postura de «realismo humanitario» en crisis de refugiados

El ministro italiano del Interior, Angelino Alfano, opinó que la crisis de refugiados es «la nueva prioridad» para la Unión Europea y defendió la postura de su país, movido por lo que calificó de «realismo humanitario y cristiano».

En la presentación de un libro en Roma, Alfano detalló ante la prensa internacional «la línea política sobre inmigración» de Italia, que calificó de «muy simple y muy clara».

Se basa, explicó, en la necesidad de «salvar a todas» las personas que emprendan un viaje por mar hacia Europa, distribuir a los refugiados equitativamente en el continente y organizar un sistema comunitario de repatriación para los inmigrantes económicos.

«Como ministro no autorizaré jamás a nadie para que deje morir a alguien en el mar por omisión de socorro. Sí, he pagado el precio (político) y el daño electoral existe, (…) pero las vidas humanas valen más que los porcentajes», declaró en alusión al avance de formaciones populistas y xenófobas como la Liga Norte.

Para el ministro, líder del Nuevo Centroderecha y socio de Matteo Renzi en el Gobierno de coalición, este «modus operandi» responde a lo que denominó «realismo humanitario o realismo cristiano».

Alfano recordó la tragedia de octubre de 2013 en la isla italiana de Lampedusa, en la que murieron ahogadas más de trescientas personas, un desastre por el que Italia implementó el sistema de salvaguardia marítima «Mare Nostrum».

«En Europa nos dejaron completamente solos. En 2014 organizamos por nuestra cuenta el sistema de rescate en alta mar y Europa comprendió tarde una cosa que para nosotros era fácil de comprender: era históricamente imposible que el flujo migratorio de África se descargara por una sola ruta, la del Mediterráneo central», dijo.

Aseguró que, en cualquier caso, la política migratoria de Italia en esos años situó al país «en la parte justa de la historia».

«Si en vez de hacer lo que hicimos hubiéramos transformado el Mediterráneo en un lago de muerte, en veinticuatro o cuarenta y ocho meses hubiéramos estado cubiertos por la vergüenza», afirmó.

En este sentido señaló que durante décadas la Unión Europea se ha cimentado en aspectos económicos, pero en la actualidad la cuestión migratoria se ha convertido «en el reto decisivo para Europa».

Describió el continente como un cuerpo dividido en dos partes: una puesta en forma en materia económica, con una moneda común y una historia de avances en la integración económica entre los Estados miembros, y una Europa que «vacila» en lo que tiene que ver con «la construcción europea hecha de derechos, de deberes, del derecho común de asilo, de la sustancia jurídica de principios humanitarios.

En el acto también intervino, entre otros, el ex primer ministro italiano Mario Monti (2011-2013), quien criticó «la grave asimetría en la atención prestada por Europa en los últimos dos o tres decenios» al sur del continente.

«Hemos invertido recursos, atención política y energías hacia el este de Europa, también porque los países cada vez mayores como Alemania tienen fuertes intereses en esa dirección, y hemos dedicado poca atención al sur», recalcó.

A su juicio, lo que ocurre actualmente desde el punto de vista de la inmigración y de los riesgos derivados de la misma es «en gran parte reflejo de dicha desatención».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba