Actualidad Internacional

Justicia francesa sospecha de motivos criminales en incendio de catedral de Nantes

La justicia sospecha que el incendio que se declaró este sábado por la mañana en la catedral de San Pedro y San Pablo en Nantes tuvo un origen criminal, ya que los bomberos se encontraron al llegar con tres focos diferentes de fuego, en un incidente que ha reavivado en Francia el doloroso recuerdo por lo que se produjo hace 15 meses en la mítica catedral de Notre Dame de París, aunque esta vez fue controlado rápidamente y mucho menos destructivo.

El fiscal de Nantes, Pierre Sennes, explicó a una emisora de radio local que esos tres puntos diferentes «nos llevan a privilegiar la hipótesis criminal, no es resultado del azar».

Asimismo, el funcionario señaló que la investigación la llevará a cabo a la policía judicial y que con ella y con los bomberos tiene previsto entrar en la catedral para constatar los daños y las circunstancias en que se produjo el incendio en el monumento histórico, que se empezó a construir en 1434 y concluyó sus obras en 1891.

Tres focos de llamas

Los bomberos recibieron la alerta a las 7.45 hora local (1.45 a.m hora venezolana) y cuando entraron en el edificio descubrieron tres focos de fuego, uno a una treintena de metros de altura en la planta del gran órgano, que ha quedado totalmente destruido, y otros dos a uno y otro lado de la nave.

Un total de 104 bomberos estuvieron trabajando en la extinción del fuego, que ha quedado controlado. El responsable del cuerpo en el departamento, el general Laurent Ferlay, insistió en que «no estamos en un escenario como el de Notre Dame» el 15 de abril del pasado año, cuando quedó destruida buena parte de la techumbre de la catedral de la capital francesa.

Incidentes similares

Ferlay añadió que la situación tampoco es comparable a la del incendio que sufrió la propia catedral de San Pedro y San Pablo de Nantes el 28 de enero de 1972, que dejó muy malparado el edificio, reconstruido con un tejado de hormigón y no de madera.

La alcaldesa, Johanna Rolland, que evocó esa tragedia de hace casi medio siglo, afirmó que el sentimiento que dominaba este sábado a los habitantes de su ciudad era la «emoción» y la tristeza» porque la catedral es un símbolo para los católicos pero también para todos los nanteses.

«Es una parte de nuestra historia, una parte de nuestro patrimonio», añadió Rolland, que no se privó tampoco de insistir en «la profesionalidad» de los equipos de bomberos que lucharon contra el fuego y consiguieron salvar lo esencial.

Macron apoya a los bomberos

En una primera reacción desde la cumbre europea de Bruselas a la que asiste desde el viernes, el presidente francés, Emmanuel Macron, escribió en su cuenta de Twitter que «después de Notre Dame, la catedral San Pedro y San Pablo en el centro de Nantes está en llamas».

«Apoyo a nuestros bomberos que asumen todos los riesgos para salvar esta joya gótica de la Ciudad de los Duques», añadió Macron.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar