ActualidadActualidad Internacional

«La Bestia»: el carro que Barack Obama lleva a sus viajes por el mundo (Fotos)

La actual limusina del hombre más poderoso del mundo, el Presidente de Estados Unidos, no se separa de él. Conoce tantos lugares del mundo como se puede y entró en servicio el 20 de enero del 2009.

De acuerdo con General Motors, la «Limusina Presidencial Cadillac 2009» es la primera que no parte de un modelo específico. El vehículo es la combinación de una limusina Cadillac con la estructura de una camioneta GMC.

A pesar de que el precio no se ha publicado, de acuerdo con el diario británico The Guardian, cada limusina cuesta al gobierno de los Estados Unidos 1.000.000 de dólares y pesa alrededor de 8 toneladas.

Este vehículo es casi tan alto como el varón americano promedio y -aproximadamente- igual de largo que tres hombres de pies a cabeza. Su característica princial es que siempre está esperando al presidente Barack Obama cuando sale del Air Force One, el increíble avión presidencial. Un detalle que casi nadie había notado es que siempre está estacionado para crear una barrera entre el mandatario y la gente.

Sus ventanas tienen 5 pulgadas de grosor y la cabina esta completamente aislada en caso de un ataque químico. Las neumáticos son resistentes contra pinchazos y si estas llegaran a explotar, los cauchos de acero podrían seguir llevando al automóvil.

Las puertas de «La Bestia» tienen 8 pulgadas de grosor, están reforzadas y pesan igual que la puerta de un Boeing 757.

Además cuenta con cañones de gas y una cámara de visión nocturna. Estos están ocultos en la parte delantera del vehículo. Solo abre la ventana del conductor y 3 pulgadas. Su blindaje, con aleación de acero, aluminio, titanio y cerámica es capaz de aguantar todo tipo de proyectiles.

Este súper automovil tiene una señal de teléfono mediante el cual el presidente Barack Obama se mantiene informado de lo que esta pasando en todo momento y en todas partes del mundo. La línea tiene línea directa con el vicepresidente y el Pentágono.

 

 

 

Otros datos

El carro presidencial tiene capacidad para siete personas. Los asientos delanteros (2 personas) poseen una consola con un centro de comunicaciones. Una pantalla de cristal divide la parte frontal con la posterior, siendo únicamente activada desde el mando presidencial. Los tres asientos posteriores que miran hacia el fondo cuentan con la posibilidad de ser plegados. Los dos asientos posteriores están reservados para el presidente y un acompañante, pudiendo reclinarse individualmente.

Una mesa plegable se encuentra entre estas dos filas de asientos. Los compartimientos del interior contienen un equipo de comunicaciones que interfiere las señales de celular en un amplio rango. En caso de que el mandatario sufra un atentado, en el interior del vehículo hay almacenada sangre del mandatario para transfusiones de emergencia.1 El servicio secreto se refiere al vehículo con el nombre de la Bestia.

En las giras nacionales, el Cadillac One muestra la bandera presidencial y la nacional estadounidense, que son iluminadas por lámparas direccionales en el vehículo. Cuando el presidente realiza una visita de estado al extranjero, la bandera presidencial es remplazada por la del país anfitrión. La limusina es transportada vía aérea, para las actividades nacionales e internacionales, en un C-17 Globemaster III de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba