Actualidad Internacional

La independencia en Escocia gana terreno

A días de las elecciones municipales y autonómicas, las encuestas pronostican que el Partido Nacional Escocés (SNP) se convertirá en el primer partido del país y estará en condiciones de formar gobierno con los liberales demócratas, actuales socios del laborismo del primer ministro, Tony Blair.

Alex Salmond, líder por segunda vez del Partido Nacional Escocés (SNP en sus siglas en inglés), quiere recobrar la vieja independencia de Escocia, cedida en 1707, al fusionar los parlamentos inglés y escocés poco más de un siglo después de que se unieran ambas coronas en 1603.

A poco más de una semana de las elecciones municipales y autonómicas, el SNP, que puede convertirse en mayoritario en el Parlamento de Edimburgo tras superar a los laboristas, obtiene un 4 por ciento de apoyo a nivel nacional, según un sondeo que publicó este martes el diario ‘The Independent’.

Salmond parece destinado a conseguir más poder para Escocia pero no la independencia, apoyada sólo por un tercio de los escoceses. A pesar de ello, los independentistas parecen a un paso de hacer historia y desalojar del Gobierno autónomo al otrora hegemónico Partido Laborista del Primer ministro Tony Blair que según las encuestas, cayó a su punto más bajo de popularidad desde 1983.

Sólo un 27 por ciento del electorado declara su apoyo a los laboristas frente a un 36 que dice apoyar a los conservadores, un 22 por ciento que favorece a los liberales demócratas y un 15 por ciento que quiere dar su voto a otras formaciones.

El partido del primer ministro británico perdió cuatro puntos con respecto al sondeo del mes pasado, mientras que los conservadores ganan uno, los liberales demócratas, tres, y los otros partidos, uno en conjunto.

Los resultados de este nuevo sondeo, llevado a cabo por la empresa Communicate Research, indican que el Partido Laborista sufrirá fuertes pérdidas tanto en las elecciones municipales inglesas como en las autonómicas de Escocia y Gales, que se celebran el 3 de mayo.

Según los analistas, el sondeo puede haberse visto afectado por las noticias en torno al fin de la investigación policial sobre la supuesta oferta de títulos a los multimillonarios benefactores de los laboristas a cambio de su apoyo a la campaña para las elecciones generales del 2005.

El apoyo actual a los laboristas es el más bajo registrado desde las elecciones generales de 1983, cuando ese partido, dirigido entonces por el izquierdista Michael Foot, logró un 27 por ciento de los votos.

La pérdida de credibilidad de los laboristas ha sido especialmente acusada entre el electorado femenino: sólo un 24 por ciento de las mujeres le apoyan ahora frente a un 32 por ciento, hace sólo un mes.

Un 31 por ciento de los electores varones se mantiene fiel al laborismo mientras que entres los jóvenes -de 18 a 24 años- el nivel de apoyo ha caído en un mes del 39 al 24 por ciento.

Otro dato preocupante para los laboristas es que sólo un 80 por ciento de sus votantes tradicionales dicen que lo apoyarán esta vez en las urnas frente a un 90 por ciento de fidelidad entre los conservadores.

Pese a su ascenso en la curva de popularidad, los conservadores de David Cameron no parecen haberse beneficiado suficientemente de la crisis del laborismo y están aún lejos del 40 por ciento de apoyo que deberían conseguir para demostrar que pueden ganarle las próximas elecciones generales al probable sucesor de Blair, el actual titular de Finanzas, Gordon Brown.

Un 3 por ciento del electorado apoya a los Verdes, un 2 por ciento, al Partido Nacional Británico, y sólo un 1 por ciento, tanto al Partido por la Independencia del Reino Unido y el Plaid Cymru (nacionalista galés).

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba