Actualidad Internacional

La UE pacta una posición común sobre el cambio climático

Los líderes de la Unión Europea (UE) han llegado hoy a un acuerdo sobre la posición que los europeos defenderán en las negociaciones mundiales de Copenhague (Dinamarca) relativas a la lucha contra el cambio climático, según ha confirmado el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. El compromiso fue posible porque la UE no concretó la ayuda financiera que dará a los países pobres para ayudarles a recortar las emisiones, sino que se limitó a señalar que pagará su «cuota equitativa» de la factura de 100.000 millones de euros anuales a la altura de 2020.

En rueda de prensa por el Consejo Europeo en Bruselas, el presidente español ha hecho este anuncio que horas antes había adelantado el primer ministro británico, Gordon Brown. Ni Zapatero ni Brown han especificado en qué consiste este pacto, después de que los líderes europeos no lograron alcanzarlo ayer durante el primer día de reuniones, ante la declarada oposición de nueve países del centro y del este de Europa.

100.000 millones de los países pobres

«Podemos decir a todo el mundo que estamos listos para Copenhague. Llevaremos este mensaje a Washington, a Nueva Delhi y a otras capitales», ha indicado por su parte el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, durante la rueda de prensa final de la cumbre comunitaria celebrada ayer y hoy en Bruselas. Los líderes europeos han reconocido finalmente que las medidas de lucha contra el cambio climático podrían costar a los países en desarrollo alrededor de 100.000 millones de euros anuales en 2020, de los que entre 22.000 y 50.000 millones de euros deberían proceder de la financiación pública internacional.

Según los cálculos de la Comisión Europea, las naciones en desarrollo necesitarán una financiación anual urgente (2010-2012) de entre 5.000 y 7.000 millones de euros, a la que contribuirán tanto la UE como «aquellos estados miembros que puedan, de acuerdo con su situación económica y financiera, con la parte que les corresponda equitativamente de esos gastos». A lo largo de la jornada se darán a conocer más detalles de la aportación concreta de la UE.

El veto de los países del este

Con Polonia y Hungría a la cabeza, los nueve países del este y centro europeo resultaron ser ayer el principal obstáculo para lograr un acuerdo. No quieren participar en ningún plan si no se reciben antes soporte financiero. De hecho, Polonia se ha mantenido firme al comienzo de la jornada de hoy. El ministro de Asuntos Europeos, Mikolaj Dowgielewicz, ha afirmado que seguían con su veto a la última propuesta de compromiso presentada por la presidencia sueca sobre la aportación financiera que hará la UE a los países pobres para luchar contra el cambio climático.

«En un país como Polonia tenemos un margen muy limitado para reducir las emisiones de aquí a 2020, porque esperamos un crecimiento económico elevado. No queremos convertirnos en un museo de folklore del este de Europa, queremos desarrollarnos rápidamente», ha afirmado Dowgielewicz. «Me gustaría que los países ricos del oeste hicieran más esfuerzos para reducir las emisiones ellos mismos», ha indicado.

El objetivo de Copenhague es dar continuidad el tratado de Kioto que vence en 2012, para lo que la UE ha ofrecido recortes del 20% de gases de efecto invernadero en 2020, y llegar hasta el 30% si otros países se suman al compromiso.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba