Actualidad Internacional

Los 15 genes de una vida mejor

En el mayor estudio conjunto jamás realizado sobre la genética de las enfermedades hereditarias, 200 científicos británicos identificaron 15 genes de trastornos comunes.

Utilizando métodos de investigación más veloces y precisos que los empleados hasta la fecha, los especialistas hallaron los genes relacionados con siete anomalías frecuentes.

Por ejemplo, las disfunciones coronarias, la hipertensión o la depresión maníaca.

También identificaron las variantes que señalan la presencia del trastorno de Crohn, la artritis reumática, y la diabetes del tipo 1 y 2.

Los resultados fueron presentados como paradigmáticos para la ciencia médica.

El científico que encabezó la investigación, Peter Donnelly, dijo que el descubrimiento de estos nuevos genes permitirá el desarrollo de tratamientos más efectivos para los trastornos que provocan.

Asimismo, posibilitará la identificación anticipada de las poblaciones en riesgo.

Hasta ahora, la búsqueda de los genes asociados con las enfermedades comunes ha sido lenta y poco fiable.

Las luces del amanecer

El estudio de la organización Wellcome Trust, un hito en la genética según la revista científica Nature, consistió en analizar el ADN de la sangre de 17.000 personas para encontrar diferencias genéticas.

Con un presupuesto de US$18 millones, el proyecto Wellcome Trust Case Control Consortium
(WTCCC) recibió los aportes de 50 grupos de investigación de vanguardia, que estudiaron el ADN de 2.000 pacientes por cada uno de los siete trastornos, además del material genético de 3.000 voluntarios sanos.

Donnelly, director del WTCCC y profesor de ciencia estadística en la Universidad de Oxford, Inglaterra, dijo que el informe era «un nuevo amanecer» y que el equipo aprendió más en los 12 meses pasados que en los últimos 15 años.

«Si piensas que el genoma es un camino que tienes que recorrer a oscuras, antes sólo habíamos prendido luces en unas pocas partes de la ruta, en cambio ahora tenemos iluminada una gran parte del camino», dijo el científico.

«Ahora hay como medio millón de faroles», agregó.

El doctor Mark Walport, director del Wellcome Trust, indicó que toda la información recabada está poniéndose a disposición del público para asegurar que todos los científicos del mundo tengan acceso a ella.

Reservas éticas

Pero, como señala el periodista de la BBC Fergus Walsh, pese a que los beneficios de esta investigación para la salud pueden enormes, existen ciertas reservas éticas.

Según Walsh, al hacer público el genoma de las personas se estaría dando a conocer información crucial, lo que podría conducir a sufrir discriminación.

«En Gran Bretaña las compañías de seguros se han auto impuesto una moratoria en el uso de información genética de sus clientes para, por ejemplo, conceder seguros de vida», explicó a la BBC el profesor Peter Lipton, del Consejo de Bioética Nuffield.

«Pero esta moratoria finaliza en el año 2011 y en ese momento será reconsiderada. Creo que eso resulta preocupante ya que si, por ejemplo, se hace pública mi información genética, quizás no podré obtener un seguro de vida».

Según explica Fergus Walsh, el premio Nobel Jim Watson puso su todo genoma a disposición del público en internet con la excepción del gen asociado con la enfermedad de Alzheimer, ya que no quiere que se sepa su riesgo potencial de padecer esta enfermedad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba