Actualidad Internacional

Los países del Este se plantan sobre el cambio climático antes de la cumbre de la UE

Al menos nueve países de Europa del Este se oponen al plan de la Unión Europea (UE) para combatir el cambio climático, según ha asegurado el primer ministro de Hungría, Gordon Bajnai. «El propósito no es aceptable de esta forma», ha dicho Bajnai en una rueda de prensa. Los líderes de la UE comienzan esta tarde (16:00 GMT) una cumbre de dos días en la que tratarán de avanzar en la posición negociadora de los Veintisiete sobre el cambio climático y la ratificación del Tratado de Lisboa en la República Checa, que hasta ahora se ha opuesto a firmarlo.

La UE intenta llegar a un acuerdo sobre la financiación que necesitan los países en desarrollo a fin de combatir el cambio climático, el punto más controvertido de cara a la decisiva conferencia de la ONU que se celebrará en diciembre en Copenhague. Diplomáticos y miembros de la ONU son conscientes de que concretar un acuerdo común en materia de cambio climático no es cuestión fácil debido a las diferencias entre países ricos y pobres en cómo repartir la carga para frenar las emisiones de dióxido de carbono así como las bases del acuerdo. Y en esta cuestión, los países del Este se han plantado.

Los líderes retomarán esta tarde las negociaciones que fueron incapaces de concluir sus ministros de Economía y Finanzas la semana pasada en Luxemburgo, pero no está previsto que concreten la contribución de la UE a la ayuda pública internacional.

El problema del Tratado

Por lo que respecta a las cuestiones institucionales, la Presidencia sueca ha previsto que sean examinadas durante la cena. Está descartado que los líderes europeos tomen una decisión sobre los nombramientos de los cargos de alto nivel mientras siga sin despejarse la duda sobre su ratificación definitiva en la República Checa.

El primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, pretende concentrar a sus colegas en la búsqueda de una solución a las objeciones planteadas por el presidente checo, el euroescéptico Vaclav Klaus, que siguen retrasando la ratificación plena y la entrada en vigor del nuevo tratado, acordado para modernizar la pesada maquinaria europea.

La diplomacia sueca espera que este Consejo Europeo esté en condiciones de tomar las «decisiones políticas necesarias» para asegurar una pronta ratificación del texto en la República Checa, sobre la que también pesa una incertidumbre jurídica.

Se trata de ofrecerles garantías de que la Carta europea de Derechos Fundamentales no podrá ser invocada en hipotéticas reclamaciones por los descendientes de los alemanes que fueron expropiados y expulsados del territorio checo de los Sudetes después de la Segunda Guerra Mundial.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba