Actualidad Internacional

Los talibanes causan una matanza en Pakistán

El mismo día que la secretaria de Exteriores de Estados Unidos, Hillary Clinton, ha aterrizado en Pakistán, aliado de la Casa Blanca en la región más conflictiva del mundo, la violencia talibán ha golpeado con toda su crudeza causando una masacre en la ciudad de Peshawar, en el noroeste del país.

Al menos 90 muertos y dos centenares de heridos ha dejado la explosión de un coche bomba en Peshawar, la capital del noroeste de Pakistán, según fuentes hospitalarias citadas por la cadena de televisión Express 24/7. El brutal atentado, el más grave de los dos últimos años, ha tenido lugar en el popular bazar de Meena, en el casco antiguo de la ciudad, a las dos de la tarde hora local (cinco horas menos en la España peninsular), cuando muchas madres aprovechan la salida del colegio para acudir con sus hijos a realizar compras. Entre las víctimas, hay numerosas mujeres y niños.

Como es habitual cuando causan muchas bajas civiles, nadie se ha responsabilizado del ataque. Las autoridades paquistaníes acusan no obstante a los talibanes, quienes ya habían prometido vengarse por la operación militar que el Ejército lleva a cabo en Waziristán del Sur desde el sábado 17. Esa región tribal, a unos 200 kilómetros al sur de Peshawar, se ha convertido en uno de los feudos de los islamistas radicales que luchan contra el Estado.

Imágenes espeluznantes

Las imágenes son espeluznantes. Las cadenas de televisión locales han mostrado en directo como uno de los edificios se derrumbaba cuando los bomberos trataban de apagar el fuego desatado por la detonación. Los terroristas han empleado al menos 150 kilogramos de explosivos, según la policía. Una treintena de tiendas y una mezquita han resultado destruidas y se teme que aún haya algunas personas atrapadas. La gente busca a sus seres queridos entre los escombros, mientras los equipos de rescate apenas dan abasto para sacar a las víctimas del intrincado laberinto de callejuelas del bazar.

En el hospital Lady Reading, el mayor de Peshawar, la emergencia ha desbordado la unidad de urgencias y su director ha hecho un llamamiento para que la gente acuda a donar sangre. Los responsables políticos provinciales han prometido reforzar la seguridad de la ciudad, que se ha convertido en uno de los objetivos preferidos de los talibanes. Es el tercer atentado que sufre esta ciudad de tres millones de habitantes en lo que va de mes.

El Ejército paquistaní inició hace 11 días una operación a gran escala en la región tribal de Waziristán del Sur, considerada el principal feudo de la insurgencia talibán en el país, que ha reivindicado la mayoría de los atentados recientes. Dentro de su ofensiva contra los insurgentes, el Ejército paquistaní tomó la semana pasada el control de Kotkai, punto estratégico talibán en Waziristán del Sur. Más de 200 personas han muerto tras más de una semana de combates en esta región tribal.

El ataque coincide con la visita a Pakistán de la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, quien llegó hoy a Islamabad para reunirse durante los próximos tres días con las autoridades políticas y militares del país surasiático, poseedor de la bomba atómica. Antes de conocer el virulento ataque talibán en Peshawar, Clinton ha anunciado su intención de «pasar página» e iniciar una nueva etapa en las relaciones bilaterales entre ambos países y se ha comprometido aprobar una serie de acuerdos de carácter civil «que satisfagan las necesidades del pueblo».

Asimismo, este atentado se produce el mismo día que la insurgencia talibán sacude Afganistán tras el asalto a un edificio de la ONU y el ataque a un hotel de lujo de Kabul.

© EDICIONES

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba