Actualidad Internacional

Lukashenko dejará la Presidencia tras reformas constitucionales en Bielorrusia

En lo que se apunta puede ser el resultado de presiones desde el Kremlin, el presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, afirmó este viernes que no seguirá al frente del país después de la aprobación de las reformas constitucionales que propuso para calmar los ánimos de protesta en esta antigua república soviética, escenario de multitudinarias manifestaciones antigubernamentales desde las elecciones presidenciales de agosto.

«No estoy haciendo ninguna Constitución a mi medida. Con la nueva Constitución yo ya no ejerceré como presidente«, declaró durante la visita a un hospital donde tratan a enfermos de coronavirus.

Discutido mandato

El mandatario, que fue declarado ganador de las presidenciales, comicios calificados de fraudulentos por la oposición y Occidente, arremetió contra los «protestones» que «atacan al presidente y a la vertical del poder» en el país.

Lukashenko, en el poder desde hace 21 años y cuyo sexto mandato presidencial se extiende hasta 2025, defendió que la vertical del poder existente en Bielorrusia es la columna que ha permitido evitar que el país se derrumbe.

«Dennos democracia, todos deben ser elegidos (…), ya vivimos eso con (el presidente soviético Mijaíl) Gorbachov. Elegíamos a todos, jefes de empresas, directores. ¿Y qué conseguimos con tantas elecciones? Perdimos el país y la Unión Soviética se desintegró. ¿Esa es la fruta podrida que nos quieren vender ahora?«, dijo.

La huella rusa

Este jueves, el cuestionado personaje se reunió en la capital bielorrusa, Minsk, con el canciller ruso, Serguei Lavrov, quien al término del encuentro manifestó que «por supuesto que tenemos interés en que la situación sea tranquila y estable (en Bielorrusia) y creemos que comenzar la reforma constitucional iniciada por los líderes del país contribuiría a esto«.

Diversos analistas apuntan que el presidente ruso Vladímir Putin desea una transición «controlada»que calme la situación bielorrusa para que no se desestabilice la región y no perjudique la influencia de Moscú en algunas de las exrepúblicas soviéticas.

Asimismo, Lavrov declaró que las declaraciones de Pavel Latushko, miembro de la cúpula del Consejo de Coordinación de la oposición bielorrusa, sobre los contactos informales de Moscú con la oposición bielorrusa son falsas.

«Es una absoluta mentira y una vez más caracteriza a aquellos que tratan de hacer una carrera dudosa con dinero extranjero«, dijo Lavrov en una rueda de prensa.

Temores

Lo cierto es que Lukashenko, que ha sido comparado con Nicolás Maduro por el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, afirmó ser partidario de la «nueva Constitución«, en referencia a las enmiendas propuestas, y señaló que el objetivo no es ofrecer «más democracia«. Sin embargo, expresó su temor a dejar al país en manos de «un presidente desconocido«.

«Tenemos una Constitución muy seria. Kazajistán, Rusia, nosotros, somos tres Estados avanzados que tienen una Constitución seria y firme en la que todo depende de la decisión del presidente. En ese sentido, comprendemos que podría venir alguien y desatar una guerra u otra cosa«, explicó.

En ese sentido, abogó por redactar una nueva Carta Magna, «pero provechosa para el país, para que el país no colapse luego«.

Oposición incrédula

La oposición bielorrusa ha calificado la propuesta de Lukashenko de «imitación de la democracia» que solo buscaba prolongar su poder y desviar la atención de las «elecciones robadas» que han generado las mayores protestas en el país desde la desintegración de la Unión Soviética.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba