ActualidadActualidad Internacional

Malasia e Indonesia acogerán a inmigrantes atrapados

Malasia e Indonesia acordaron este miércoles acoger a los miles de inmigrantes que siguen atrapados en barcos en el golfo de Bengala y el mar de Andamán a cambio de que la comunidad internacional ayude a reubicarlos o repatriarlos en el plazo de un año.

El ministro de Asuntos Exteriores malasio, Anifah Aman, dijo que se pondrá fin al bloqueo marítimo de estos barcos, en una comparecencia junto a su homóloga indonesia, Retno Marsudi, tras una reunión en la que también estaba el canciller de Tailandia.

«Indonesia y Malasia hemos acordado seguir ofreciendo asistencia humanitaria a los 7 mil inmigrantes irregulares que siguen en el mar», dijo Anifah en una comparecencia en Putrajaya retransmitida por la televisión malasia.

«También hemos acordado ofrecer refugio temporal en el bien entendido de que el proceso de reubicación y repatriación habrá sido realizado en el plazo de un año por la comunidad internacional», añadió el canciller malasio.

Anifah indicó que no se ha decidido ninguna ubicación para dar refugio temporal a los inmigrantes bangladesíes y birmanos e instó a la comunidad internacional a apoyar financieramente a los dos países para dar «asistencia humanitaria a los inmigrantes irregulares que se encuentran en peligro».

Human Rights Watch apuntó que lo más importante es ofrecer alimentos, medicinas y alojamiento a los miles de inmigrantes que continúan en barcos en alta mar y exhortó a la comunidad internacional a proveer la asistencia solicitada.

Unos 3 mil inmigrantes indocumentados han desembarcado desde la semana pasada en Malasia e Indonesia pese a los intentos de la Marina de estos tres países por mantenerlos alejados de su litoral.

Los últimos en hacerlo han sido unas 400 personas que llegaron este miércoles en dos barcos y fueron ayudados por pescadores en la región indonesia de Aceh, en el norte de la isla de Sumatra.

Gran parte de los inmigrantes son rohinyá, una minoría musulmana que huye de la persecución que sufre en Birmania, país que no les reconoce la ciudadanía y del que zarpan muchos de los barcos que operan las redes de tráfico de personas.

88 mil personas se han embarcado desde 2014, incluidos 25 mil en el primer trimestre de este año, de los cuales unos dos mil habrían muerto por las malas condiciones del viaje y el maltrato sufrido a manos de los traficantes.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar