Actualidad Internacional

Manigat contra Celestin en un país en pleno caos

De los 19 candidatos en liza, dos, Jude Celestin y Mirlande Manigat, aparecen hoy como los favoritos de los sondeos en esta campaña electoral que empezó hace dos meses y que se ha visto perturbada por las graves consecuencias de la epidemia de cólera, con más de 1.400 muertos hasta la fecha. La controvertida misión de la ONU en Haití y la necesidad de una organización más racional de la ayuda humanitaria, han sido evocadas por los candidatos en su campaña.

Jude Celestin, de 48 años de edad, es el candidato oficialista designado por el presidente saliente René Préval. Celestin es ingeniero de formación, tiene experiencia empresarial y está arropado por la vieja guardia del partido Unidad en el poder. Su principal fuerza es la de ser director del CNE, Centro nacional de equipamientos, organismo encargado bajo el régimen de Préval de las obras de ordenación del territorio en todo el país.

Mirlande Manigat juega la carta de su experiencia y de su feminidad para disputar el poder a Celestin. A sus 70 años de edad, Manigat es rectora de universidad y dirigente del partido RDNP, Unión Democrática Nacionalista Progresista. Su credo es combatir las injusticias sociales en el país y su principal argumento subrayar que si los hombres los han hecho mal hasta hoy en Haití, más vale elegir esta vez a una mujer que tiene en su entorno “un equipo competente y honrado”.

Corrupción y violencia son males endémicos de Haití, uno de los países más pobres y desorganizados del planeta. La miseria y la falta de perspectivas han empujado al exilio a su población a lo largo de los años, con el desarrollo de una importante diáspora, en particular en Miami y Nueva York. La miseria en que vive la mayoría de la población se ha visto agravada ahora por el seísmo y por la epidemia de cólera.

Según Edmond Mulet, jefe de la Minustah en Haití, las elecciones presidenciales y legislativas del domingo “se van a desarrollar en un clima más sereno que en otras ocasiones”. Si las organizaciones de defensa de derechos humanos denuncian la corrupción y los riesgos de fraude electoral, Mulet afirma en cambio que “los chanchullos son menos importantes que en el pasado”. 3.200 agentes de la ONU han sido desplegados para garantizar el 28 de noviembre el buen desarrollo del escrutinio.

El jefe de la Minustah ha evocado así mismo “la posible retirada de sus tropas estacionadas en Haití”. La cuestión debe ser examinada por la ONU en abril o mayo del año próximo. Varios candidatos a la presidencia, entre ellos Mirlande Manigat, reclaman la retirada de la Minustah, ya que los cascos azules nepaleses han sido acusados de haber propagado el virus del cólera en Haití. La ONU ha desmentido categóricamente esta acusación, precisando que todos los tests sanitarios realizados sobre las personas incriminadas han sido negativos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba