Actualidad Internacional

México descarta la idea de una moneda regional

Este martes durante su rueda de prensa diaria, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, rechazó la idea de sumarse a una posible moneda regional, propuesta de los gobiernos de Brasil y Argentina.

“Nosotros no estaríamos de acuerdo en eso, nosotros por muchas razones tenemos que seguir manteniendo como referencia al dólar”, manifestó el mandatario azteca.

Este lunes, sus homólogos Luiz Inácio Lula da Silva (Brasil) y Alberto Fernández (Argentina), defendieron que se avance en un proyecto de moneda común en Suramérica para transacciones comerciales.

El anuncio también recibió el apoyo del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

“No estoy seguro de que sea una propuesta de Argentina y de Brasil, creo que puede faltar información. Yo no he visto nada sobre este tema, el que exista una moneda entre Brasil y Argentina, no. No hay nada”, destacó López Obrador.

A su juicio, le preocupa «que sea algo inventado para perjudicar la imagen de Brasil y de Argentina, o para buscar la confrontación con Estados Unidos por el dólar. O sea, se habla (también) por ejemplo de una moneda de China, Rusia, y países árabes».

Su reclamo se hizo público a pesar de que hace apenas unos días habló en la Cumbre de Líderes de América del Norte sobre la necesidad de integrar a toda América en un solo bloque económico.

Con información de EFE

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. La política monetaria es parte de la política económica de un Estado ¿Quién confiará en una moneda creada por dos países plagados por la corrupción pública endémica? Y la posición en contra de México es una herida mortal contra la propuesta de los gobiernos de Argentina (víctima de «corralitos financieros», control de cambios múltiples de divisas, necesidad reiterada de acudir a préstamos de rescate ante el FMI, etcétera) y Brasil (que vive inestabilidad política y sus niveles de pobreza, exclusión y desigualdad sociales prueban que es un gigante con pies de barro), dos países que no superan hoy los niveles de «Repúblicas Bananeras» por causa de sus erráticos políticos o gobernantes. Tener moneda propia es una muestra de soberanía nacional y le da a los Estados mayor campo de acción política sobre su economía, pero sí estas políticas son erradas los resultados catastróficos son mayores, una moneda común (como el euro) garantiza mejor los derechos de las poblaciones ante el afán de los demagogos y el adoptar una moneda extranjera (el dólar en Panamá y Ecuador, como ejemplos) otorga un seguro contra los demagogos pero resta capacidad de reacción nacional sobre la economía nacional. El Salvador es un caso típico de «República Bananera» donde un demagogo se crea dueño del Tesoro Nacional y decide jugarlo al azar de una criptomoneda (¿Existirá algún interés particular?). En todos los casos lo esencial es la sensatez económica y en eso América Latina solo demuestra carencias: Industrializar es el paso necesario para lograr el desarrollo económico y aquí aún entusiasman las utopías fracasadas, por eso retrocedemos y Corea del Sur, Taiwán, Singapur y otros países que hace pocas décadas lograron sus independencias ahora son desarrollados y nosotros, dos siglos después, aún vivimos en condiciones de neocolonialismo, por nuestras incapaces (¿O corruptas?) «élites».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba