Actualidad Internacional

Miles rechazan atentado terrorista de las FARC

Una multitudinaria marcha inundó ayer las calles de la ciudad colombiana de Cali (suroeste) para rechazar el atentado terrorista que en la madrugada del lunes dejó un muerto y 34 heridos y fue atribuido por las autoridades a la guerrilla de las FARC.

»Cali no se rinde», »FARC: terroristas», »Yo rechazo el terrorismo», rezaban algunas de las pancartas que portaban cientos de manifestantes, mientras que otros agitaban banderas blancas, durante un recorrido de 3 km en el centro de esta ciudad, la tercera del país, con 2,300.000 habitantes.

En la marcha, un grupo de jóvenes vestidos con túnicas negras y los rostros cubiertos con máscaras de calavera, llevaban un féretro.

La manifestación, convocada por las autoridades locales y los diferentes estamentos de la sociedad civil, partió de la central plaza de San Francisco para ubicarse frente a las semidestruida fachada del comando policial, blanco del atentado con coche bomba.

La marcha fue encabezada por el ministro de la Defensa, Juan Manuel Santos, quien atribuyó la autoría del atentado a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), la guerrilla más antigua y poderosa militarmente de las que combaten en el país.

El alcalde de la ciudad, Apolinar Salcedo, quien también lideró la marcha del brazo de su esposa debido a que es invidente, dijo a la AFP que con la manifestación «Cali, de manera masiva, dijo no al terrorismo, no a la muerte y sí a la vida».

»Nos cansamos de la muerte y de la violencia», agregó el burgomaestre, quien aunque no se aventuró a estimar una cifra de manifestantes, la definió como multitudinaria, mientras que medios de prensa la estimaron en unas 200,000 personas.

Coincidiendo con las declaraciones de su alcalde, Hugo Fernando Nace, uno de los asistentes a la marcha, dijo a la AFP que él salió a manifestarse porque »quiero la paz, que no haya más violencia en Colombia y que no haya más secuestros», puntualizó este interventor de obras civiles.

Por su parte, Ana Beatriz Mallorga, una humilde vendedora ambulante, dijo a la AFP que se hizo presente para «pedir por la paz y por todos los colombianos».

Para posibilitar la asistencia, los colegios, las entidades públicas y el comercio, laboraron en jornada especial.

La marcha concluyó con una presentación del coro infantil integrado por hijos de policías, quienes se ubicaron en un escenario colocado frente a las semidestruidas instalaciones del comando policial, 14 de cuyos miembros se cuentan entre los heridos del atentado.

Bomberos, policías, estudiantes y vecinos se unieron desde las horas de la mañana para recorrer una de las principales arterias del centro de la tercera ciudad más grande del país mostrando pancartas que rezaban »Yo rechazo el terrorismo» y «Muerte al miedo».

»Estamos aquí para demostrar que Cali está unida y que no tenemos miedo», dijo a la AP Angelino Garzón, el gobernador del departamento del Valle del Cauca, donde está ubicada la ciudad.

En una gigantesca pancarta donde se leía »Lo que es con Cali es conmigo» cubrió el edificio.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba