Actualidad Internacional

Milicianos del régimen iraní se enfrentan a los opositores en el aniversario de la toma de la embajada de EE UU

Miles de personas se manifiestan hoy frente a la embajada de Estados Unidos en Teherán para conmemorar el 30 aniversario del asalto a esta legación diplomática, en una jornada en que la oposición reformista también ha convocado protestas contra la reelección del presidente, Mahmud Ahmadineyad.

Policías y paramilitares se está enfrentando con los manifestantes contrarios a la reelección de Ahmanideyad y algunos participantes han sido detenidos. Cientos de personas a favor del opositor Mir Hosein Musaví han sido reprimidos con cargas y gases lacrimógenos por los voluntarios basiyís. Al grito de «Muerte al dictador», algunos opositores de forma espontánea han lanzado globos verdes contra los autobuses de los progubernamentales en los alrededores de la plaza de Hafez.

El ex candidato Mehdi Karrubí se encuentra entre los manifestantes, según ha confirmado un portavoz a la agencia Reuters. Mientras tanto, Musaví y el ex presidente Mohamed Jatamí, figuras representativas de la oposición al régimen, habían asegurado en días previos a esta protesta que pensaban asistir a las manifestaciones convocadas en fecha tan señalada. Los tres líderes han exigido la liberación de los detenidos en las protestas del pasado junio y no han parado de advertir a la máxima autoridad iraní, el ayatolá Alí Jamenei, que la población ha perdido la confianza en el sistema y en los principios básicos de la República Islámica.

Aniversario de la toma de la embajada

Las autoridades habían desplegado grandes medidas de seguridad para tratar de evitar estas protestas paralelas que la oposición reformista había convocado contra los resultados de las elecciones presidenciales del pasado 12 de junio, al considerarlos fraudulentos.

Teherán ha amanecido bajo un amplio despliegue de seguridad que ocupa el centro de la ciudad. El régimen ha impuesto un doble cordón policial formado por un primer perímetro de agentes antidisturbios, muchos de ellos en motocicletas. En el entorno de la plaza de Hafte-Tir, donde se concentraron miles de manifestantes contra el Gobierno de Mahmud Ahmadineyad tras las elecciones, hay un policía cada dos metros.

Frente a la embajada de EE UU, se celebra la concentración convocada por el aniversario al asalto a la sede diplomática. Allí se encuentra una segunda línea de seguridad formada por las fuerzas de choque del régimen. Milicianos basiyís se concentran en las cercanías de la antigua embajada estadounidense, denominada hoy nido de los espías. Al grito de «Muerte a América» y «Muerte a Israel», decenas de manifestantes portan pancartas en las que se pueden leer frases como «Vamos a erradicar las conspiraciones del mundo» y «América no podrá con Irán».

El 4 de noviembre de 1979, decenas de estudiantes revolucionarios islámicos asaltaron la sede de la legación estadounidense en Teherán donde retuvieron a 52 personas durante 444 días y protagonizaron la mayor manifestación popular en Irán. Desde entonces, el 4 de noviembre es una fecha clave para el régimen iraní, que ha crecido y se ha alimentado en los últimos 30 años con la retórica antiestadounidense.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba