Actualidad InternacionalEspecial País

Militares venezolanos revelaron a EEUU planes para derrocar a Maduro

El movimiento en Washington se mantiene. Y es que luego de haberse conocido sobre un «grupo de resistencia» a la Adminstración Trump, a través de un artículo publicado por un funcionario anónimo de la Casa Blanca, el diario New York Times sirvió nuevamente de tribuna para revelar una reunión secreta entre funcionarios de inteligencia del Gobierno de Estados Unidos (EEUU) y militares venezolanos, que tendrían planes para derrocar al presidente Nicolás Maduro a finales de abril de 2017.

El New York Times, en un artículo titulado «El gobierno de Trump discutió un posible golpe de Estado con militares rebeldes en Venezuela», relata que un excomandante militar venezolano habló para el rotativo americano, en la condición de anónimo, para evitar represalias por parte del gobierno de Maduro.

Este rebelde venezolano -quien figura en la lista de sancionados por EEUU– junto a otros funcionarios, buscó acceder al gobierno estadounidense encabezado por Obama, pero fueron rechazados. Sin embargo, luego de que Trump asomara la posibilidad de una opción militar hacia Venezuela, se animaron los militares rebeldes a buscar nuevamente el contacto con este gobierno.

Reveló que los funcionarios de la Casa Blanca se mostraron intrigados, pero les preocupaba que la solicitud pudiera ser una trampa para grabar clandestinamente a algún agente estadounidense mientras al parecer conspiraba contra el gobierno venezolano.

Finalmente, EEUU decidió escucharlos y sus enviados no tenían ninguna autorización para negociar asuntos importantes durante estos encuentros. Es decir, no facilitaron ningún tipo de recursos, sino que «solo escucharon».

El excomandante venezolano señaló que los rebeldes jamás pidieron una intervención militar por parte de Estados Unidos. «Jamás acordé ni se propuso un operativo conjunto», precisó al New York Times.

No obstante, solicitaron ayuda para que les proporcionaran radios cifrados, pues aseguraron que necesitaban comunicarse de manera segura, mientras desarrollaban un plan para instalar un gobierno de transición liderado por el Ejército con el fin de gestionar el país hasta que pudieran convocar elecciones.

Oscar Pérez, el piloto que se alzó contra maduro/foto: Youtube
Oscar Pérez, el piloto que se alzó contra maduro/foto: Captura Youtube

 

 

La impresión estadounidense es que el grupo conspirador estaba poco preparado y difícilmente podría llevar a cabo lo que planeaba. Esa impresión se repetiría en las siguientes ocasiones, incluso a pesar de que varias iniciativas separadas fueron convergiendo. La infiltración entre sus filas de confidentes chavistas habría permitido cada vez desmantelar la conspiración: desde entonces el Gobierno de Maduro ha detenido a más de 150 uniformados.

«Estoy decepcionado», dijo el exgeneral, que teme por que sus compañeros detenidos puedan ser torturados, aunque «soy el menos afectado. Yo no soy prisionero».

Todos esos pasos han sido seguidos de cerca por el actual secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, que antes ocupó la dirección de la CIA.

Mike Fitzpatrick en la lista de «topos»

Aparentemente, y según el diario ABC de España, un «topo» en el Departamento de Estado podría ser el responsable de la filtración de esas reuniones, y su objetivo sería boicotear la línea dura manifestada por Donald Trump hacia el régimen socialista en Venezuela, así como forzar al presidente estadounidense a volver a la línea de diálogo mantenida durante el gobierno de Barack Obama.

Fuentes que participaron en la preparación de esas reuniones, apuntan a Mike Fitzpatrick, número dos de la oficina para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, como posible responsable de la filtración, reseña el diario ABC.

Agregan que Fitzpatrick habría programado una reunión con Maduro en el Palacio de Miraflores para el mismo sábado, en un intento de reabrir una senda de diálogo con Caracas. Sin embargo, las denuncias internas de esa operación habrían llevado a suspender el encuentro.

El encuentro Maduro-Shannon es un nuevo intento por aliviar las tensiones entre EEUU y Venezuela que propicien el restablecimiento de las relaciones bilaterales
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro estrecha la mano con el subsecretario del Departamento de Estado de EEUU, Thomas Shannon, en el palacio de Miraflores en Caracas / Foto: AFP

Las fuentes consultadas recuerdan que Fitzpatrick es alguien próximo a Thomas Shannon, quien como alto cargo del Departamento de Estado hasta febrero de 2017, fue el máximo promotor del diálogo con Venezuela que protagonizó Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno de España.

La reciente llamada a un nuevo diálogo por parte del actual presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se enmarca en esos renovados intentos de Fitzpatrick de volver a establecer contactos entre el Gobierno y la oposición venezolana, a pesar de que esa vía no ha servido más que para que Maduro intensifique la dictadura y la represión y se acentúe la crisis humanitaria en el país.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar