ActualidadActualidad Internacional

Ministros europeos vuelven a reunirse por crisis migratoria

Los ministros de Interior europeos se reúnen este lunes en Bruselas para evaluar la implementación de las medidas para paliar la crisis migratoria, dos días antes de una cumbre en Malta entre la UE y los países africanos para convencerlos de que acojan a los ciudadanos rechazados por Europa.

La reunión se celebra cuando miles de migrantes continúan su marcha hacia la Unión Europea (UE), zarpando en precarias embarcaciones desde el litoral turco para llegar a las islas griegas del mar Egeo, primera etapa en el Continente europeo antes de continuar hacia el norte de Europa por mar y tierra a través de los Balcanes.

Este lunes por la mañana, en la frontera con Macedonia, un centenar de autobuses formaba una larga fila. «Los autobuses llegan sin cesar cargados de refugiados que estuvieron bloqueados la semana pasada en las islas griegas por una huelga de transbordadores. La situación no es fácil ni gestionable», afirmó a la AFP Alexandre Voulgaris, un responsable de la Oficina de la Agencia de la ONU para los refugiados, quien estima en 10.000 la cantidad de migrantes que cruzarán la frontera este lunes.

Más de 750.000 refugiados y migrantes llegaron a Europa este año, de los cuales 140.000 en riesgosas travesías marítimas entre Libia e Italia, según la ONU.

En los próximos cuatro meses la ONU estima que serán 600.000 personas las que lleguen a Europa desde Turquía.

El clima clemente para un mes de noviembre en Europa facilita las travesías: en la isla griega de Lesbos el flujo de migrantes provenientes de Turquía no amaina. Un fotógrafo de AFP en el lugar vio llegar este lunes en las playas del norte de la isla decenas de embarcaciones con decenas de pasajeros a bordo.

El incesante flujo de migrantes pone en jaque las capacidades de acogida de los países europeos que, en algunos casos, se ven obligados a modificar sus políticas de asilo, como en el caso de Suecia que la semana pasada decidió cerrar sus fronteras y pedir ayuda a sus socios europeos para «reubicar» en otros países a los solicitantes de asilo que llegan a su territorio.

La crisis migratoria inquieta a numerosos gobiernos por la adhesión de parte del electorado a la hostilidad expresada por los partidos extremistas a la llegada de refugiados.

Es el caso en Francia, en donde el ultraderechista Frente Nacional espera resultados históricos en las elecciones regionales de diciembre, o también el de Alemania, en donde el populista AfD, que obtiene 9% de intención de voto, juntó a unos 5.000 manifestantes el sábado en Berlín contra la política migratoria de Angela Merkel.

150 refugiados reubicados de 160.000

En Bruselas los ministros analizarán cómo avanza el apoyo financiero prometido a los países de los Balcanes, expuestos a una catástrofe humanitaria con la llegada del invierno. Estos países se comprometieron, junto con Grecia, a crear 100.000 plazas de acogida para los migrantes.

También se espera que los miembros de la UE aceleren el reparto de solicitantes de asilo llegados a Italia y Grecia a través del mecanismo europeo para reubicar 160.000 migrantes, adoptado con fuertes reticencias.

De los 160.000 solicitantes de asilo que los miembros de la UE se comprometieron a recibir, menos de 150 fueron efectivamente reubicados desde Grecia e Italia a otros países de la UE.

Suecia y Luxemburgo, así como Francia y Finlandia recibieron los primeros contingentes.

España recibió el domingo a 12 refugiados de los 17.000 que se comprometió a acoger. El ministro de Interior español, Jorge Fernández Díaz, explicó al llegar a la reunión que se trataba de un «proyecto piloto» y que esta primera llegada ayudaría a «evaluar la experiencia».

«Necesitamos más reubicaciones desde Grecia e Italia de manera urgente», dijo el comisario europeo de Inmigración, Dimistris Avramopoulos, en un comunicado.

Avramopoulos también espera que los Estados miembros anuncien contribuciones para reforzar el personal y el equipamiento necesario para la creación de los centros de acogida en Grecia e Italia destinados a separar a los migrantes que pueden aspirar a obtener asilo y los llamados «migrantes económicos».

Estos últimos serían reenviados hacia sus países de origen, mayoritariamente de Africa. El miércoles y jueves los mandatarios de la UE se reunirán en La Valeta con sus homólogos de los países africanos. El objetivo de la cumbre es convencer a los países africanos a que acojan a sus ciudadanos rechazados por Europa.

A cambio, la UE propone un fondo de desarrollo dedicado de hasta 3.600 millones de euros.

«Es hora de que los Estados miembros aceleren el trabajo», agregó Avramopoulos.

«Hay que acelerar» el trabajo, dijo por su parte el ministro francés, Bernard Cazeneuve. Su homólogo alemán, Thomas de Maziere, coincidió al estimar que «la implementación de lo decidido es muy lenta».

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar