Actualidad Internacional

Morales anuncia protestas

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció este viernes que los sectores sociales afines a su gobierno responderán al referendo autonómico del 4 de mayo en Santa Cruz con una protesta simultánea en las capitales del país.

Paralelamente, la Unión Europea (UE), desde Bruselas, se ofreció para facilitar el diálogo en Bolivia, algo que aún no lograron hacer la Iglesia Católica, la Organización de Estados Americanos (OEA), ni el grupo de «países amigos», conformado por Brasil, Argentina y Colombia.

Morales, ante una concentración de cocaleros en una población de La Paz, anunció que «las confederaciones para el 4 de mayo están convocando a una gran concentración en las capitales de las ciudades (sic) una gran concentración por la unidad del país».

El mandatario aprovechó el acto popular para convocar a los cocaleros y a los sectores afines a su gobierno a asistir a esas concentraciones.

Crisis política

Bolivia enfrenta una severa crisis política que enfrenta al gobierno y al menos a cuatro regiones que buscan su autonomía: Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando.

Santa Cruz, donde reside la mayor oposición a Morales, convocó para el 4 de mayo a un referendo con la finalidad de aprobar su estatuto autonómico
El Gobierno rechaza esa consulta porque la considera ilegal y porque cree que su objetivo es dividir Bolivia.

La crisis se desató en noviembre del año pasado porque el oficialismo aprobó su proyecto de Constitución en la Asamblea Constituyente, sin la presencia de la oposición.

Ante la cercanía del referendo, varias instituciones nacionales y de la comunidad internacional intentaron entablar el diálogo, pero sin lograrlo.

En ese contexto, la Unión Europea emitió este viernes un comunicado en el que «se pone a disposición del Gobierno constitucional boliviano y de las fuerzas de la oposición para facilitar una aproximación que permita reanudar la concertación y restablecer la confianza a fin de poder alcanzar un acuerdo consensuado sobre la reforma constitucional y las autonomías departamentales».

La Unión Europea preocupada

La Unión Europea «toma nota con inquietud del riesgo del recurso de la violencia, lo que podría poner en peligro la coexistencia pacífica en el país».

«Además, solicita a las dos partes implicadas que adopten medidas de apaciguamiento de modo que disminuyan las actuales tensiones y se pueda instaurar un verdadero diálogo nacional», menciona la declaración.

Los llamados al diálogo de la Unión Europea coincidieron este viernes con una asamblea de los indígenas del oriente, afines a Evo Morales, quienes decidieron declararse autónomos del departamento de Santa Cruz y anunciaron que marcharán hacia esa capital desde el 20 de abril.

Pero aún más, los pobladores de San Julián, un enclave oficialista en el departamento de Santa Cruz, comentaron que preparan palos y chicotes para frenar el referéndum autonómico.

El comité cívico de San Julián, Félix Martínez, dijo que «vamos a cuidar la unidad del país, por lo tanto no vamos a permitir ese referendo. Ya tenemos chicotes y palos para responder a cualquier provocación y, como camba que soy, defenderé los intereses de la patria».

Del otro lado, es decir, las instituciones de Santa Cruz que impulsan la autonomía, preparan brigadas civiles para hacer respetar sus votos, por lo que no se descartan enfrentamientos el 4 de mayo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba