Actualidad Internacional

El mundo batalla contra la covid-19 que alcanza los 3 millones de contagios

Ya con casi 3 millones personas contagiadas por el covid-19 y con más de 200 mil fallecidos por la enfermedad, según el reporte que lleva la Universidad Johns Hopkins, el mundo sigue enfrentando una pandemia que no se detiene, con los países buscando el equilibrio para volver progresivamente a la actividad laboral, pero sin bajar la guardia en el control de la enfermedad.

Es el caso de Italia, donde su Gobierno permitirá las visitas a familiares y abrirá parques y jardines públicos desde el 4 de mayo, cuando el país iniciará un desconfinamiento gradual tras casi dos meses de aislamiento por la crisis del coronavirus, pero no autorizará las reuniones sociales.

En esa fecha, se reanudarán la actividad el sector manufacturero, la construcción y el comercio mayorista, que deberán garantizar protocolos de seguridad a sus trabajadores para evitar nuevas infecciones. Según el más reciente reporte, Italia contabiliza más de 26 mil decesos y casi 200 mil casos de contagio.

El primer ministro, Giuseppe Conte, detalló el plan de reapertura: se podrá realizar deporte, manteniendo una separación de al menos un metro para evitar contagios, y celebrar funerales con un grupo reducido de familiares, de hasta quince personas, siempre cuando lleven mascarillas y respeten la distancia social.

Además, se prohibirá la salida a la calle de quienes tengan fiebre superior a 37,5 grados, que deberán permanecer en casa, evitar los contactos sociales y llamar al médico.

Organizando la vuelta al trabajo

Desde Portugal, que suma 928 muertos por covid-19 y 24.027 casos positivos, se preparan para levantar el estado de emergencia y relajar las medidas de confinamiento tasmbién desde el próximo 4 de mayo.

El primer ministro luso, António Costa, incidió en que el levantamiento del estado de emergencia, que dará paso a la declaración del estado de «calamidad», se hará progresivamente y en función de los resultados para evitar que se dispare el contagio.

Costa subrayó la importancia de la auto-disciplina demostrada por los portugueses para acatar las medidas de confinamiento y advirtió de que, mientras no haya vacuna, si la curva de expansión del virus vuelve a crecer, habrá que «dar un paso atrás».

Entretanto Rusia llegó este lunes a más de 87 mil casos, sobrepasando a China en este renglón que encabeza a nivel mundial Estados Unidos, con casi un millón de contagios.

Para enfrentar los efectos económicos de la pandemia, el primer ministro, Mijaíl Mishustin, anunció un paquete de medidas para ayudar a las empresas que sufren las consecuencias del parón de actividades.

Agregó Mishutin que conforme vaya mejorando la situación epidémica en algunas regiones, habrá que plantearse el levantamiento de las restricciones para el funcionamiento de las empresas.

En Gran Bretaña, el primer ministro Boris Johnson, agradeció este lunes atoda la nación por los esfuerzos y la fortaleza para hacer frente a la pandemia y añadió que el país está frenando el avance de la enfermedad pero que las medidas de confinamiento aún no pueden ser suavizadas.

En una declaración ante su residencia oficial de Downing Street, la primera tras recuperarse del coronavirus, Johnson reiteró que el país afronta el «mayor desafío» desde la II Guerra Mundial, pero insistió en que solo se levantarán algunas medidas de confinamiento cuando haya certeza de que no habrá otro pico de contagios.

«Les pido que contengan la impaciencia porque creo que estamos llegando al fin de la primera fase de este conflicto«, dijo Johnson, quien agregó que «yo quiero movilizar la economía lo más rápido posible, pero me niego a arrojar todos los esfuerzos y el sacrificio de la población británica y arriesgar un segundo brote».

Panorama en Suramérica

Pasando a Latinoamérica, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, explicó este domingo el funcionamiento del sistema de «semáforo» epidemiológico, ideado como estrategia para el levantamiento paulatino y regulado en su país de las restricciones de confinamiento por el coronavirus.

Moreno, en un mensaje de radio y televisión, recordó que el próximo 4 de mayo comenzará una nueva fase en el combate a la pandemia del coronavrius con la aplicación de una estrategia de distanciamiento social mediante la que su gobierno busca reanudar algunas actividades laborales.

Aclaró que el cambio de fase dependerá de la decisión de cada municipios, cuya evaluación determinará el nivel del semáforo (rojo, amarillo o verde) que se aplicará en cada jurisdicción.

Sin embargo, el mandatario ecuatoriano subrayó que no se ha terminado la situación de emergencia y que se volvería a la etapa de cuarentena, o aislamiento domiciliario, masivo y obligatorio, si se detectase algún indicio sobre un eventual rebrote de la pandemia, que ha dejado hasta ahora en el país 576 víctimas mortales y por encima de 22 mil personas con la enfermedad.

En cuanto a Perú, el presidente Martín Vizcarra admitió que en algunas regiones del país «la situación es crítica«, pero enfatizó que el trabajo de las autoridades es «permanente, sin días de descanso» para luchar contra el embate de la epidemia.

Vizcarra recordó que este domingo debía culminar el aislamiento ciudadano, pero el avance de la enfermedad llevó a su prórroga hasta el 10 de mayo, a pesar de que esa medida modifica «una serie parámetros» como país y «para cada ciudadano es un sacrificio».

«Las actividades económicas, que generan puestos de trabajo e ingresos para las familias, también ser postergan. La razón principal es proteger la vida y la salud de los ciudadanos», acotó.

Por otro lado, en Argentina hay polémica. Esto porque el mandatario Alberto Fernández defendió este lunes su decisión de permitir salidas de recreación en medio de la cuarentena obligatoria al considerar que está en contra de «mantener un encierro eterno», pese a que los gobernadores de los distritos con más casos de covid-19 rechazaron la propuesta del Gobierno nacional.

Fernández negó una ruptura con los gobernadores de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, de igual color político, y con el jefe de Gobierno de la capital argentina, el opositor Horacio Rodríguez Larreta, que dieron marcha atrás con la resolución presidencial y prohibieron la salida recreativa de una hora a pie y a hasta 500 metros de distancia del hogar.

No obstante, hizo un mea culpa por no haber aclarado que la decisión de permitir salidas recreativas sería regulada por los gobernadores de cada distrito.

El jefe de Estado, quien asumió en diciembre pasado, reconoció que en algunos distritos la situación es muy distinta a la de otros con pocos casos de contagio y la situación se «puede ir de las manos» y puede haber temor a que «se desmadre«, como por ejemplo en los suburbios populosos que integran el cordón urbano denominado Gran Buenos Aires que rodea a la capital. Argentina registra hasta los momentos 192 muertes por el coronavirus, con casi 3.900 casos de contagio.

Estación ferroviaria de Constitución, Buenos Aires, Argentina / Foto: EFE


Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba