Actualidad Internacional

Naciones de Europa toman medidas extremas ante segunda ola de covid-19

Los Gobiernos del viejo continente se mantienen en máxima alerta tras el notable aumento de contagios por covid-19, que los ha obligado a tomar nuevamente medidas extremas para frenar su avance, como el caso de Francia, que desde el pasado sábado implementó un toque de queda nocturno de nueve horas, mientras que en Alemania, la canciller Angela Merkel instó a sus compatriotas a permanecer en casa en la medida de lo posible, al tiempo que en Italia las autoridades municipales podrán cerrar las zonas más concurridas de sus ciudades para atacar a la pandemia y en España se incrementaron las restricciones en varias comunidades autónomas.

Suben hospitalizados en Francia

En el caso de Francia, este país entra este lunes en una semana importante para controlar la segunda ola de la pandemia, después de varios días de empeoramiento de los registros, por lo que el presidente Emmanuel Macron, decretó un toque de queda entre las 9 de la noche y las 6 de la mañana del día siguiente en París y otras ocho grandes ciudades de la nación gala.

El máximo de nuevos casos se alcanzó el sábado, con 32.427, y pese a un ligero descenso del domingo (29.837), también continúan aumentando progresivamente la tasa de positivos sobre los test realizados, el número de hospitalizados y el de enfermos ingresados en cuidados intensivos.

Merkel pide «sacrificios»

Pasando a Alemania, el territorio germano registró este sábado 7.830 nuevos contagios de coronavirus lo que representa un nuevo máximo por tercer día consecutivo, según las cifras del Instituto Robert Koch (RKI) de virología, unas cifras que llevaron a la canciller Angela Merkel a pedir «sacrificios» a la población.

«Por favor, mientras sea posible permanezcan en casa y en el lugar donde viven. Sé que además de sonar duro en casos individuales representa un duro sacrificio«, dijo la jefa de Gobierno alemana, quien añadió que «la forma como viviremos el invierno y como celebraremos navidad es algo que se decide en estos días. Tenemos que hacerlo todo para que el virus de se difunda de modo descontrolado. Cada día es importante y cada uno puede hacer un aporte guardando distancia, respetando las normas de higiene y usando mascarillas«.

Italia busca evitar nuevo confinamiento

Entretanto, los alcaldes en Italia podrán clausurar las zonas más concurridas de sus ciudades, como las de fiesta, en caso de aglomeraciones para frenar los contagios, últimamente disparados, anunció en rueda de prensa el primer ministro, Giuseppe Conte.

«No podemos perder tiempo para evitar un nuevo confinamiento general, el país no puede permitírselo«, justificó Conte al ilustrar estas medidas, centradas especialmente en regular la vida en bares, restaurantes, gimnasios y escuelas, entre otros espacios.

El nuevo decreto, válido hasta el 13 de noviembre, llega cuando Italia registra una media de unas 9 mil infecciones diarias desde la última semana tras un verano tranquilo, detectando este domingo 11.705 nuevos positivos, la cifra más alta de la pandemia en el país.

En otras medidas, los restaurantes solo podrán sentar en la misma mesa un máximo de seis personas, mientras que las salas de juego, de apuestas y bingos solo podrán abrir hasta las nueve de la noche.

Endurecen medidas en España

El panorama en España no es distinto. La rápida propagación de la pandemia, con miles de contagios diarios, provocó el aumento de restricciones, con treinta municipios confinados en distintas regiones, entre ellos Madrid, además de otras medidas como el límite de aforos en bares y restaurantes.

La mayoría de los casos, según los expertos, se dan debido a las reuniones de carácter social entre familiares y amigos, y en ellas está puesto el foco para combatir la enfermedad. Comunidades autónomas como Asturias, Castilla y Léon, La Rioja, Navarra, País Vasco, Extremadura, Comunidad de Madrid, Cataluña y Galicia han endurecido las restricciones, buscando evitar un confinamiento nacional.

Un hombre se desinfecta las manos en una zona comercial de Barcelona, España / Foto: EFE

Situación en el Reino Unido

En Inglaterra, más de la mitad de la población, unos 28 millones de personas, vive bajo restricciones sociales para tratar de frenar los contagios de coronavirus, después de que este sábado hayan entrado en vigor nuevas medidas en Londres y el condado de Lancashire, al tiempo que diversos sectores presionan al primer ministro británico, Boris Johnson, para decretar un confinamiento estricto de la población en el conjunto de Inglaterra durante dos o tres semanas.

Una medida que ya tomó el ministro principal de Gales, Mark Drakeford, que decretó este lunes un confinamiento de dos semanas a partir del próximo viernes.

Restricciones en Austria y Bélgica

Viajando a Austria, el Gobierno formado por conservadores y ecologistas anunció este lunes una serie de nuestras restricciones en un intento de reducir el impacto de la segunda ola de la pandemia del coronavirus, aunque por el momento no habrá confinamiento general en la república alpina.

En rueda de prensa, el canciller austríaco, el conservador Sebastian Kurz, anunció las medidas para frenar lo que calificó como «aumento exponencial» de los contagios que sufre Austria, uno de los países europeos que ha pasado mejor la epidemia hasta ahora. Entre estas medidas, destaca la de limitar reuniones privadas a 6 personas en el interior y a 12 en los espacios abiertos, siempre excluyendo a los niños.

Y siguiendo el ejemplo francés, Bélgica empieza desde este lunes a aplicar restricciones como un toque de queda nocturno y el cierre de restaurantes, luego que se registrara una media de 7.876 nuevos casos diarios en los últimos siete días, un alza del 79%.

Descartan toque de queda en Moscú

Por el contrario, el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, descartó este lunes medidas drásticas como la imposición de toques de queda o confinamientos en la capital rusa para hacer frente al avance de la epidemia de covid-19, que el últimas 24 horas marcó un nuevo récord de contagios diarios en Rusia con 15.982 casos.

«El toque de queda, la prohibición de desplazamientos o de entrada y salida de la ciudad, así como el cierre de casi la totalidad empresas son medidas extremas, imposibles e inaceptables para nosotros«, apuntó Sobianin, quien explicó que la estrategia óptima es «hallar un término medio entre el cierre de la ciudad y la renuncia absoluta a la medidas restrictivas«.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba