Actualidad Internacional

Nicaragua vive la pandemia del coronavirus con un Daniel Ortega ausente

Daniel Ortega es tema de debate e interrogantes en Nicaragua en tiempos de covid-19. Y esto es porque no se tienen noticias sobre el mandatario nicaragüense desde el pasado 12 de marzo, cuando estuvo en una videoconferencia con sus colegas del Sistema de Integración Centroamericana sobre el abordaje regional al coronavirus, mientras que su última aparición pública fue el 21 de febrero, en ocasión del acto de nombramiento del general Julio César Avilés como Jefe del Ejército Nacional.

Las especulaciones acerca de la salud de Ortega (74 años) se exacerbaron la semana pasada cuando no asistió a un homenaje póstumo que se le hizo al secretario de Relaciones Internacionales del partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FLSN), Jacinto Suárez, compañero de celda de Ortega entre 1967 y 1974 durante la dictadura de los Somoza (1937-1979).

En el acto, su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo (68) leería el decreto presidencial de otorgamiento de la medalla y Ortega la entregaría a la viuda del diputado, Posteriormente el mandatario ofrecería unas palabras, que al final las dio el titular del Congreso.

La voz de Murillo

Ante la ausencia del presidente nicaragüense ha sido Murillo la que ha llevado la voz en medio de la emergencia sanitaria por la pandemia. Sin embargo, la vicepresidenta tampoco ha dado la cara en público y sus mensajes los efectúa por llamadas telefónicas a los canales oficiales, para presentar un resumen de las actividades diarias del Gobierno.

Ortega y Murillo tampoco encabezaron una marcha organizada por el Ejecutivo el pasado 13 de marzo y denominada «Amor en tiempos del covid-19», en la que miles de simpatizantes sandinistas y trabajadores marcharon por Managua, pero sin la presencia de los convocantes y homenajeados, ni de sus hijos, que sí habían participado en marchas anteriores.

Asimismo, contrario a otras ocasiones, tampoco se solidarizó en público con su aliado Nicolás Maduro, quien días atrás fue acusado por Estados Unidos por los delitos de narcoterrorismo.

De acuerdo con varios medios de prensa del país centroamericano, Ortega y su esposa podrían estar en cuarentena, debido a que uno de los fallecidos en Nicaragua por el coronavirus era peluquero de varios de los hijos de la pareja presidencial, y había peinado a varios de los asistentes a la boda de un nieto de ambos.

Pero no es la primera vez que Ortega ‘desaparece’ por largos periodos de tiempo de la vida nacional. Así lo hizo durante la crisis generada en abril de 2018, cuando la ciudadanía nicaragüense se rebeló en contra de su mandato, de once años en ese momento, y también estuvo ausente por dos semanas, en febrero de 2014.

Desafiando a la pandemia

La ausencia de Ortega se produce en medio de la pandemia del coronavirus, que de acuerdo con los datos ofrecidos por el Gobierno ha dejado en Nicaragua un fallecido, con 6 personas contagiadas. Desde un primer momento, la gestión gubernamental decidió no tomar medidas extraordinarias para contener la enfermedad, y por el contrario, ha alentado eventos y aglomeraciones.

En este marco, el Gobierno, a través del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), dio inicio este fin de semana al «Plan Verano» con un maratón denominado «De amor de bienvenida al verano 2020», en el que participaron cientos de nicaragüenses, incluido niños y personas con discapacidad.

Otro grupo, organizado por una alcaldía sandinista, se movilizó en una embarcación a la paradisiaca Isla de Ometepe, en el Gran Lago para celebrar el verano.

El Gobierno tiene programado celebrar un festival veraniego en Semana Santa, que incluye fiestas populares en seis centros recreativos, entre ellos dos balnearios ubicados en el Pacífico, y uno en la turística y colonial ciudad de Granada (sureste) que acoge el Gran Lago.

Incluso, uno de los ocho hijos de la pareja presidencial, Juan Carlos Ortega Murillo, publicó dos fotos en redes sociales disfrutando con su familia en una playa, con el mensaje: «Tenemos un país único… y se disfruta mejor en familia! #Nicaragua #NicaraguaLinda».

Sectores piden dé la cara

En oposición a esto, diversos sectores nicaragüenses critican al Gobierno de Ortega por no dar la cara ante la pandemia y por seguir promoviendo eventos públicos y aglomeraciones, en un abierto desafío a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) hizo un llamado a la ciudadanía a desobedecer «los llamados irresponsables del régimen Ortega Murillo frente al covid-19» y evitar aglomeraciones, no acudir a las playas, y sumarse a la campaña #QuedateEnCasa.

El organismo calificó de irresponsable y criminal al Ejecutivo frente a la pandemia y emplazó a Ortega para que «en un lapso de 72 horas» comparezca ante el para constatar que está al frente de la gestión publica del Estado.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar