Actualidad Internacional

Nuevo boicot a Jorge Arreaza durante su discurso en la ONU

Los representantes de numerosos países europeos y americanos abandonaron este jueves la sala en el momento cuando el ministro de Relaciones Exteriores del gobierno de Nicolás Maduro, Jorge Arreaza, tomaba la palabra ante la Comisión de Narcóticos de la ONU en Viena.

Específicamente, en el gesto de rechazo al ministro venezolano participaron los representantes de numerosos países europeos y americanos, entre ellos miembros del Grupo de Lima, creado en 2017 para buscar soluciones a la crisis en Venezuela.

 

Una veintena de representantes europeos y americanos, entre ellos de EEUU, Canadá, Perú, Brasil, Francia, o Rumanía, país que preside este semestre la Unión Europea, abandonaron la sala cuando el presidente de la Comisión de Narcóticos anunció el turno de intervención del ministro venezolano.

Esos países han reconocido al líder opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

El pasado día 27 de febrero una veintena de gobiernos boicotearon el discurso de Arreaza, en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y abandonaron la sala apenas éste ingreso en ella.

El daño causado por la droga en América

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, responsabilizó este jueves en Viena a Colombia y a Estados Unidos del daño causado por las drogas en América e insinuó incluso la participación activa de Washington en ese «círculo vicioso».

«¿Cómo ocurre esto? ¿Cómo puede salir la droga que se produce en Colombia y llegar a EEUU sin que sea detectada por los sistemas de seguridad del país más poderoso de este planeta?», se preguntó el ministro en un discurso ante la Comisión de Narcóticos de la ONU.

«¿Cómo no pueden estar involucradas las instituciones y los Estados en este círculo vicioso?», agregó Arreaza.

En su intervención el ministro denunció que la droga que se produce en el país vecino acaba «en la sangre, las neuronas y las tumbas de jóvenes estadounidenses», y eso, pese a que la DEA (la agencia antidrogas de EEUU) actúa «como vigilante» en el país.

Además, afirmó que más del 90 % de la droga que se incauta en Estados Unidos procede de Colombia.

Arreaza dijo que la estrategia de guerra contra las drogas ha causado un alto coste en términos sociales en Latinoamérica y que, en algunos casos, dio paso a la instalación de bases estadounidenses en la región latinoamericana.

Bases y operaciones militares que, afirmó, «parecen más un pretexto para tener tropas y control territorial sobre la región que verdaderamente una política para combatir el narcotráfico».

El representante venezolano criticó que en los últimos años haya llegado a niveles récord el número de hectáreas dedicada al cultivo de la coca y de la producción de cocaína en Colombia, y afirmó que unos cinco millones de colombianos han huido a Venezuela huyendo de la violencia que provoca el negocio de la droga.

«Sin duda alguna el narcotráfico es una fuente de acumulación y generación de riqueza, que está llena de sangre y es parte inherente del sistema capitalista», denunció.

En ese sentido, pidió acudir a las causas para frenar «la industria del narcotráfico como herramienta que usa el sistema económico» que, advirtió, «amenaza el futuro de la humanidad».

Tras su intervención, el ministro venezolano se reunió con el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien también participó en la reunión de la ONU este miércoles.

Además, mantuvo un encuentro bilateral con el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba