Actualidad Internacional

Obama derogó la polémica ley que discriminaba a soldados gays

El presidente estadounidense Barack Obama ayer cumplió con una de sus principales promesas electorales al derogar una ley que discriminaba a soldados gays y lesbianas porque los obligaba a esconder su orientación sexual bajo la amenaza de ser expulsados de las Fuerzas Armadas.

“Su país necesita de ustedes, su país los llama y nos sentiremos honrados de recibirlos en las filas del mejor Ejército del mundo”, dijo Obama a sus compatriotas homosexuales durante una ceremonia en Washington y antes de firmar el texto de ley aprobado por el Senado.

El Senado estadounidense puso fin el sábado pasado a 17 años de una controvertida ley llamada “Don’t ask, don’t tell” (No preguntes, no digas), que obligaba a los soldados gays y lesbianas esconder su orientación sexual bajo la amenaza de ser expulsados.

Obama, quien durante su campaña electoral había prometido derogar esta polémica ley establecida en la administración Clinton, citó durante la ceremonia el caso de un soldado estadounidense que según él resume bien la situación: “Hay un homosexual en nuestra unidad. Es fuerte. A nadie le importa que sea gay”.

También recordó que varios homosexuales dieron la vida por Estados Unidos, desde la Guerra de Independencia hasta la Segunda Guerra Mundial, y destacó que “sus nombres están grabados en nuestros monumentos a los muertos, sus tumbas siembran (el cementerio nacional) Arlington”.

Obama señaló que “ya no se le pedirá a miles de estadounidenses en uniforme que vivan una vida de mentiras, para poder servir al país que aman”. La abolición de la norma discriminatoria fue aprobada por el Senado, después de que los demócratas consiguieron el decisivo apoyo de varios legisladores de la oposición . Algunos republicanos intentaron hasta último momento bloquear la nueva ley, pero sin éxito. Entre ellos se destacó el ex candidato presidencial John McCain, senador por Arizona, quien llegó a decir que soldados homosexuales sirviendo abiertamente en las fuerzas armadas resultarían “una distracción” para sus colegas heterosexuales.

La ley, que ha había sido revisada por la Justicia por considerarse discriminatoria, ha provocado desde su aprobación en 1993 el despido de unos 14.000 soldados debido a su homosexualidad, según distintas asociaciones.

Aunque la ley fue abolida, los soldados homosexuales deberán esperar varios meses antes de que las fuerzas estén prontas para recibirles. En medio de las preocupaciones para mantener la cohesión de las tropas cuando Estados Unidos sigue involucrado en las guerras de Afganistán e Irak, altos cargos del Ejército estadounidense quieren ir paso a paso para garantizar una transición suave.

En una conferencia de prensa, el presidente elogió ayer lo que llamó una “temporada de progreso” bipartidista, al final de un año que incluyó una derrota en las urnas, y un avance lento en la economía.Obama dijo que después de las elecciones del 2 de noviembre, muchos “predecían que Washington se enfilaba hacia una mayor división partidista y hacia una parálisis legislativa. En cambio, esta ha sido una temporada de progreso para el pueblo estadounidense’’.

A pesar de su tono optimista, Obama reconoció sentirse decepcionado de que el Congreso no haya implementado algunas otras de las prioridades que él tiene, como el “Dream Act”, que otorga a los inmigrantes ilegales jóvenes la oportunidad de obtener la ciudadanía si van a la universidad o sirven en las fuerzas armadas. Los republicanos en el Senado bloquearon la propuesta.

“Estoy decidido a lograr una reforma migratoria” , prometió.

Para preparar la integración de los soldados homosexuales a las filas, el Pentágono ha previsto, de acuerdo con un informe difundido a finales del mes de noviembre, retocar el código militar.

El general James Amos, un comandante de los Marines que se opuso públicamente al levantamiento de la norma, le prometió a Obama “que va a cooperar” con la implementación de la nueva ley, aseguró el vocero.

La abolición, dijo Cristina Finch, una portavoz de la oficina estadounidense de Amnistía Internacional, “asegurará que todos las personas que brindan servicio en las fuerzas armadas, más allá de su orientación sexual, serán tratadas con la dignidad y el respeto que todos los seres humanos merecen”.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar