Actualidad Internacional

Pakistán tuvo ‘el peor atentado de su historia’

El gobierno de Pakistán calificó como el peor atentado de su historia al ataque terrorista que recibiera ayer en pleno centro de Islamabad, en la entrada del Hotel Marriott, cuando estalló un auto con explosivos, ocasionando la muerte a por lo menos 60 personas y heridas a más de 250.

Los escombros del Hotel Marrito eran aún hoy inspeccionados por la policía, que buscaba restos humanos, según lo informara Rehman Malik, ministro del Interior, en una conferencia de prensa brindada para explicar lo sucedido ayer. Antes de comenzar con las explicaciones, el ministro quiso comunicar que «es el mayor atentado de la historia de Pakistán». Algunos analistas han empezado hablar del 11-S paquistaní.

Las cintas de seguridad mostraron que un camión entró al hotel, donde se produjo una primera explosión y un incendio en la cabina del vehículo. Durante varios minutos, el personal de seguridad del hotel permaneció en el área sin saber cómo actuar ante el camión ardiendo, que iba cargado con 600 kilos de explosivos de alta calidad, que se detonaron y produjo la segunda y más grave explosión, que dejó un cráter de unos 10 metros y destrozó la fachada del edificio. Los terroristas lograron pasar los controles de seguridad porque hicieron pasar el camión con explosivos por un vehículo de transporte de obras de la construcción.

El número de víctimas, no obstante, se sigue actualizando. Hoy se pudo saber que entre los muertos se encuentra el embajador de la República Checa en Pakistán, Ivo Szdarek. El diplomático vivía en el hotel mientras buscaba residencia en la capital. Además, entre los más de 250 heridos hay 21 extranjeros.

Al-Qaeda en la mira

Pakistán está conmovido por el impacto que dejó el atentado. Si bien hasta ahora nadie asumió la responsabilidad por el ataque, las autoridades creen que fue planeado por alguno de los grupos que opera en las áreas tribales del noroeste paquistaní, y varias líneas de investigación apuntan a al-Qaeda.

El primer ministro paquistaní, Yusuf Rezá Guilani, brindó hoy una multitudinaria conferencia de prensa, en la calificó la matanza de «cobarde», afirmando que la violencia tribal es un «cáncer del país». Sin embargo, Guilani reiteró que su gobierno negociará con los insurgentes que dejen las armas.

No obstante, la promesa de negociar no parece que tendrá buena recepción, en vistas del ambiente violento del país. En las últimas semanas, al-Qaeda lanzó una campaña sangrienta de atentados en represalia por las operaciones de las fuerzas de seguridad paquistaníes contra sus militantes, que se esconden en las regiones lindantes con Afganistán.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba