Actualidad Internacional

¡Perdieron todo! Florida hace el recuento de daños del huracán Ian

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, admitió que la reconstrucción de las zonas que devastó el huracán Ian, uno de los «peores» de la historia del país, puede llevar años.

En un discurso para dar cuenta de los últimos datos sobre los efectos de Ian, Biden recalcó que esta no es una crisis de Florida, sino una crisis estadounidense, y pidió a los ciudadanos de Carolina del Sur, el estado en el que ya tocó tierra el huracán, que escuchen a las autoridades y sigan sus directrices.

En el caso de Florida, recordó que los efectos han sido de lejos mucho más devastadores y advirtió que sólo se está empezando a ver la magnitud de la destrucción que ha causado el huracán, entre «los peores de la historia de la nación».

«Llevará meses, años, reconstruir, y nuestros corazones están hoy con aquellos cuyas vidas han quedado devastadas por esta tormenta», dijo el mandatario, quien añadió que «el corazón de Estados Unidos está literalmente roto».

El huracán más devastador

Socorristas y soldados trabajan arduamente en Florida para restablecer la normalidad tras el azote de Ian, que se perfila como el huracán más devastador de la historia del estado y que deja hasta ahora daños incalculables en infraestructura, mientras se mantiene la incertidumbre sobre el número de muertos.

Con un solo fallecido confirmado dos días después de tocar tierra el ciclón, y 20 aún por determinar, Ian ahora se acerca, con vientos máximos sostenidos de 85 millas por hora (140 km/h) a la costa de Carolina del Sur.

Las Carolinas se apresuran con los últimos preparativos tras ver la senda de destrucción que dejaron en Florida los vientos, la marea ciclónica y las inundaciones por lluvias, devastación que el gobernador Ron DeSantis llegó a catalogar de bíblica en algunos lugares de la costa oeste.

La prioridad ahora es llegar a todas las personas que permanecen aún aisladas en zonas inundadas, con la vista puesta en la incertidumbre de cuál será el balance de fallecidos por causa directa del huracán, que golpeó la península con categoría 4.

Las condiciones son muy complicadas aún en muchas áreas, la incomunicación agrava el rescate y además 1,7 millones de abonados continúan hoy sin servicio eléctrico, según datos de PowerOutage, una web especializada en apagones.

Un equipo con drones también ayuda en la evaluación de daños y rescate a cargo de unos 7.000 soldados de la Guardia Nacional de Florida y otros estados, y están aterrizando también helicópteros para operaciones de rescate en islas que quedaron totalmente incomunicadas.

El peligro es real

Miles de personas continúan atrapadas por las inundaciones en sus casas y algunas carreteras están intransitables, en especial en la costa oeste, que esperan la ayuda enviada por el Gobierno federal a través de los soldados de la Guardia Nacional desplazados a unos 20 de los 67 condados de Florida.

«El peligro es real» advirtió por su parte el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, antes de que el huracán tocara tierra en el estado, donde ya hay más de 214.000 hogares sin servicio eléctrico.

En Florida, la situación en las zonas afectadas es una incógnita, las imágenes de televisión muestran sobrevivientes con los pocos enseres que rescataron caminando entre las inundaciones en medio de escombros de casas, árboles, postes y embarcaciones.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba