Actualidad Internacional

Perú: el terremoto golpeó el corazón de la economía peruana

Desde que se produjo el sismo de 8 grados en la escala Richter el pasado 15 de agosto en Perú, las previsiones sobre el futuro económico del país han cambiado y ahora se cree que la economía del país crecerá un 0,3% menos.

El sismo de hace una semana, de 8 grados de magnitud, se sintió con mayor fuerza en Pisco, Chincha e Ica, en el departamento del mismo nombre, y en las provincias de departamento de Lima, colindantes con esa región.

El movimiento sísimico, que afectó con mayor fuerza a los departamentos de Pisco, Ica y Chincha, y a las provincias colindantes con esa región del Departamento de Lima, ya se ha cobrado 513 vidas, ha dejado 1.042 heridos y cerca de 40.000 familias damnificadas por la pérdida de sus casas.

Tradicionalmente, Ica ha sido conocida por su producción de vino, pisco y uvas, pero en los últimos años destacó por la producción de espárragos, dirigida en su mayor parte a la exportación. No en vano, 12.000 de las 35.000 hectáreas de tierras destinadas a la agricultura en Ica están dedicadas a los espárragos.

La contribución de Ica al PIB peruano asciende al 3,6% y sus exportaciones estimadas a fin de año alcanza los 1.200 millones de dólares.

A raíz del terremoto, el Presidente peruano Alan García estimó que el terremoto le costaría al PIB de su país una reducción de 0,3%. «Si para este año estaba programado crecer 7,9 u ocho por ciento, el impacto del sismo en el sur del país costará 0,3 puntos porcentuales de crecimiento económico, pero de todas maneras la actividad económica crecerá 7,6 por ciento», confió García desde Pisco, donde se ha instalado con sus ministros tras el sismo.

Ica

El Departamento de Ica se extiende sobre la desértica costa peruana, con uno de los climas más favorables para la agricultura, pero siempre azotado por los movimientos tectónicos provocados por el choque de las placas de Nazca y Continental, localizadas bajo el mar.

En su jurisdicción se ubican, además, empresas mineras, de gas, confecciones, pesqueras y de turismo por la presencia de una de las reservas naturales más atractivas del país, la reserva nacional de Paracas, un refugio para aves, lobos marinos y pingüinos, y de las enigmáticas Líneas de Nazca, que reciben unos 600.000 turistas al año.

La Reserva de Paracas sufrió la pérdida de algunas de las formaciones rocosas más características del lugar, como la denominada Catedral, y la turística hacienda San José, símbolo de la cultura afroperuana, también ha tenido serios daños en su estructura.

Sin embargo, las Líneas de Nazca, formadas por unos enormes geoglifos de animales y figuras geométricas, están intactas y mantienen su flujo de visitantes con toda normalidad.

El principal problema para las empresas en la zona es la caída de la mano de obra, que antes del terremoto estaba asegurada en un 95%, porque sus trabajadores han perdido casas y familiares en el desastre. A ello se suma que la tragedia, tanto por las pérdidas materiales como por las humanas, hará que muchos ciudadanos decidan migrar hacia Lima, según las autoridades.

El Presidente del Comité de Confecciones de la Asociación de Exportadores, Pedro Gamio, declaró que «las pérdidas en infraestructura de las empresas del sector son pequeñas y no revisten mayor perjuicio, lo que sí nos preocupa es el bienestar de los trabajadores».

Al igual que los confeccionistas, los agroexportadores han dado licencias pagadas, además de carpas y víveres a sus trabajadores damnificados por el terremoto.

La Ministra de Comercio Exterior y Turismo, Mercedes Aráoz, dijo que «el 70 por ciento de la actividad agroexportadora comenzó a restablecerse» a casi una semana del terrible sismo. En las proyecciones de 2007, Ica tenía previsto exportar espárragos, uvas y paltas (aguacates) por 225 millones de dólares.

Aráoz confió en que la actividad se restablezca totalmente conforme se normalice el suministro eléctrico en la zona, aunque el siguiente problema será reparar la carretera Panamericana, que ha sido dañada en varios tramos en el acceso a Ica, lo cual ha favorecido los actos de pillaje en esa golpeada región.

Temen por las exportaciones agrícolas

Los daños ocasionados por el terremoto a las vías de la zona cultivadora de espárrago, mango, uva y páprika, hacen temer por las ventas al exterior.

Aunque el costo de los daños del terremoto de la semana pasada todavía está en evaluación, ya se descartó un impacto en la actividad minera y en la pesca. Sin embargo, por ahora, el área más afectada es la de las agroexportaciones, que están concentradas en la región de Ica, justamente la más golpeada por el sismo.

Ica era, hasta antes del terremoto, la segunda región, después de Lima, con mejor infraestructura (vías y electrificación).

Pero el nuevo panorama genera enormes retos humanitarios y económicos. El sector agrícola de Ica tiene que enfrentar la falta de riego de sus cultivos, pues la mayor parte de pozos funcionan con electricidad que hoy no está disponible. Este problema afecta en particular a las agroexportadoras de espárragos, uvas, mangos y páprika, entre otros.

Eso sí, la Asociación de Exportadores (Adex) mencionó que las pérdidas materiales en las empresas agroexportadoras y de textiles han sido menores si se las compara con el daño de las viviendas. Pero advirtió que no se podrá exportar mientras no se conecte la Provincia de Ica con Lima. «El clamor es que el Gobierno ponga un puente en el tramo interrumpido de la carretera para que se pueda enviar ayuda y, además, para que lleguen los productos perecederos», señaló José Luis Silva, presidente de Ádex.

En ese mismo sentido, el Director Ejecutivo de Expoamérica, Diego Calmet, manifestó que si no se repara la infraestructura, no se cumplirá con los plazos de entrega de los productos al exterior.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba