ActualidadActualidad InternacionalDestacado

Piloto del avión gritó: “Por el amor de Dios, abre la maldita puerta”

El escalofriante goteo de informaciones sobre el siniestro del vuelo de Germanwings continúa. Las grabaciones de una de las cajas negras encontradas permiten reconstruir los 11 agónicos minutos que van desde que el capitán Patrick Sondenheimer pide al copiloto Andreas Lubitz que asuma los mandos, porque va a ausentarse de la cabina hasta el primer choque.

«¡Abre la maldita puerta!, gritó el capitán a Lubitz, según la grabación a la que ha tenido acceso la edición dominical del Bild. Dio dos gritos, el segundo decía: “Por el amor de Dios, abre la maldita puerta”.

En un segundo plano se oyen gritos de los pasajeros. A las 10.35, cuando el avión aún se encontraba a 7.000 metros de altura, la grabación registró «ruidos metálicos fuertes contra la puerta de la cabina» como si esta fuera golpeada. Unos 90 segundos más tarde, a 5.000 metros de altura, se activa una nueva alarma, y se oye al piloto gritar.

A las 10.38, todavía a unos 4.000 metros de altura, se oye la respiración del copiloto, que no dice nada. A las 10.40, el aparato toca con el ala derecha la montaña y de nuevo se oyen los gritos de los pasajeros, los últimos sonidos que registra la caja negra. Leer más en el pais.com

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba