Actualidad Internacional

Plan de paz de Trump propone dar a Israel parte de Cisjordania y Jerusalén

El presidente estadounidense, Donald Trump, describió este martes su plan de paz para Oriente Medio como una «solución realista de dos Estados», aunque propuso reservar para Israel parte de Cisjordania y Jerusalén como «capital íntegra».

El plan respalda la anexión por parte de Israel del valle del Jordán, que constituye alrededor del 30% del territorio de Cisjordania, un reclamo de la derecha israelí que promete indignar a los palestinos y a parte de la comunidad internacional.

En una ceremonia en la Casa Blanca junto al primer ministro israelí en funciones, Benjamin Netanyahu, Trump aseguró que su plan es «diferente» del de sus predecesores porque contiene muchos más detalles «técnicos» de partida, con 80 páginas de propuesta.

«Esta es la primera vez que Israel ha autorizado la publicación de un mapa conceptual que ilustra las concesiones territoriales que está dispuesto a hacer para conseguir la paz», afirmó Trump.

El presidente publicó después en su cuenta de Twitter ese mapa, que contempla la conexión de los territorios palestinos de Gaza y Cisjordania mediante un túnel y reserva a Israel el valle del Jordán, ubicado al oeste del río del mismo nombre y junto a la frontera con Jordania.

Trump también generó confusión al prometer inicialmente a Israel que Jerusalén seguiría siendo su «capital íntegra» y anunciar después que los palestinos podrían instalar la suya en la zona oriental de esa ciudad.

«Este mapa duplicará el territorio de los palestinos, con una capital en el este de Jerusalén, donde Estados Unidos abrirá orgullosamente una embajada», dijo Trump.

Ese mapa concedería a los palestinos un Estado fragmentado y contenido por completo dentro de Israel, menos la frontera de Gaza con Egipto, algo que Netanyahu definió como necesario para permitir que los israelíes «se defiendan a sí mismos por sí mismos».

Trump dio un plazo de cuatro años a los palestinos para comprometerse con su iniciativa, y Netanyahu confirmó después que, durante ese periodo, Israel «mantendrá el statu quo» para favorecer una negociación con los palestinos.

Rechazo palestino

Las facciones palestinas, como ya habían anunciado, rechazaron sin paliativos la propuesta de paz de EE.UU., que, si bien mantiene la solución de los «dos Estados», da vía libre a Israel para que se anexione parte de Cisjordania y establece Jerusalén como capital israelí.

El presidente palestino, Mahmud Abás, describió el plan (que Washington denomina el Acuerdo del Siglo) como «la bofetada del siglo» y, apostó por avanzar en la reconciliación de las facciones y la celebración de elecciones en Gaza, Cisjordania y «el corazón de Jerusalén», cuya parte oriental permanece ocupada por Israel desde 1967.

Abás consideró el plan estadounidense como un intento de «liquidar los derechos legítimos de los palestinos», y afirmó que ni Jerusalén ni los palestinos «están en venta», en respuesta a la inversión de 50.000 millones de dólares que prevé este para desarrollo y creación de empleos.

El movimiento islamista Hamás, que controla Gaza y está enfrentado con el nacionalista Al Fatah, de Abás, que gobierna en Cisjordania, participó en una reunión de urgencia del liderazgo palestino en Ramala, en lo que pretendió ser una muestra de unidad.

Abás había mantenido poco antes una inusual conversación telefónica con su principal rival, Ismail Haniyeh, jefe Hamás y residente en Gaza, con quien acordó «hacer frente» conjuntamente el plan de paz, en una muestra sorprendente de sintonía.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar