Actualidad Internacional

Precariedad laboral y de ingresos padecen las migrantes venezolanas en Colombia

El trato no es igualitario para las migrantes venezolanas que trabajan más horas pero devengan casi la mitad que las mujeres colombianas y viven una situación de «precariedad laboral» que «evidencia la violencia que sufren» en el vecino país, según un informe divulgado este miércoles, a propósito del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

La investigación, elaborada por la organización Cuso Internacional, «llama la atención sobre la vulneración de los derechos de las migrantes por su situación laboral de extrema precariedad en el país«.

El documento, cuya elaboración fue apoyada por el Gobierno de Canadá, refleja que hay una alta informalidad entre las venezolanas en el país «que les impide tener una protección social«.

«Si bien este fenómeno también afecta a las mujeres colombianas (60%), el impacto es mucho mayor para las provenientes del país vecino (91,1%)«, añade la investigación.

Más trabajo, menos ingresos

Igualmente, las venezolanas trabajan 42,5 horas semanales en comparación con las 37 horas de las mujeres colombianas, pero «reciben ingresos que en promedio son inferiores al salario mínimo y son casi la mitad de los que devengan sus pares locales«.

En Colombia, según cifras de la autoridad migratoria con corte al 30 de junio, hay 1,4 millones de venezolanos, de los cuales 679.203 son mujeres y 728.852 hombres.

Barreras a superar

Los autores del estudio e investigadores de la Universidad Externado de Colombia también realizaron un índice de la calidad del empleo, para el que tuvieron en cuenta los ingresos, la estabilidad y seguridad del trabajo, la seguridad social y las horas de trabajo.

Bajo esos factores, el informe «Dinámicas laborales de las mujeres migrantes venezolanas en Colombia» resalta que «la calidad del empleo de las mujeres venezolanas es más de un 50% inferior a la calidad del empleo de las mujeres colombianas, nivel de por sí ya precario«.

Al mirar el trabajo formal, las colombianas tienen ingresos mensuales que, en promedio, oscilan en 1,4 millones de pesos (unos 403 dólares), mientras que los de las venezolanas se ubican en 785.000 pesos (unos 217 dólares).

«Tanto las mujeres colombianas como venezolanas están rezagadas en cuanto al acceso de un empleo formal y digno. No obstante, dadas las circunstancias en que llegan las mujeres provenientes del país vecino, sin recursos económicos y redes de apoyo, se enfrentan a mayores barreras para ingresar al mercado de trabajo«, afirmó el director de Cuso Internacional en Colombia, Alejandro Matos.

Proponiendo soluciones

En la búsqueda de una solución a este problema, la organización recomienda «mantener los esfuerzos institucionales y avanzar en una mayor integración económica y social de la población migrante«, y que se haga de forma progresiva.

Asimismo, solicitan «impulsar el acompañamiento a los prestadores autorizados del Servicio Público de Empleo, para que la población migrante tenga más oportunidades para acceder a las vacantes disponibles» y que el sistema bancario trabaje más por la inclusión financiera de esta población, pues la carencia de medios de pago es otro factor que desincentiva la contratación de migrantes.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba