Actualidad Internacional

Putin y Bush aceptan desacuerdo

Rusia y Estados Unidos declararon que siguen en desacuerdo en torno a los planes de Washington de establecer un sistema de misiles en Europa pero lograron resolver algunas de sus diferencias y buscarán intensificar su diálogo.

Después de dos días de conversaciones en el balneario ruso de Sochi, en el Mar Negro, el presidente Vladimir Putin anunció que Moscú sigue oponiéndose a la instalación del escudo anti misiles pero reconoció que Estados Unidos ha mostrado disposición para responder a las preocupaciones de Rusia.

El presidente George Bush reconoció la necesidad de un trabajo más intenso para convencer al Kremlin de que el sistema de misiles no apuntará a territorio ruso, sino que servirá para hacer frente a las amenazas del siglo XXI, entre ellas el terrorismo nuclear.

Bush agregó que se tomarán medidas que garanticen transparencia y confianza para disipar los temores rusos.

Bush -acompañado por la secretaria de Estado Condoleezza Rice- también se reunió con el presidente electo de Rusia Dmitry Madvedev, quien el mes próximo asumirá el cargo.

«Se sabe muy poco»

Se esperaba que los líderes llegaran a un compromiso sobre temas como el proyecto del escudo antimisiles en Europa y el tratado sobre la reducción y limitación de las armas estratégicas ofensivas START-1, que firmaron la ex Unión Soviética y Estados Unidos en 1991.

El enviado del servicio ruso de la BBC a Sochi, Yuri Maloveryan, señaló al inicio del encuentro que resultaba difícil predecir el resultado de las conversaciones.

«Los pronósticos de muchos políticos y politólogos de ambas partes son positivos (…) pero se sabe muy poco de lo que piensan los militares y diplomáticos que han estado dialogando sobre temas concretos», dijo Maloveryan.

OTAN

Bush viajó a Rusia después de participar en la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que tuvo lugar en Bucarest, la capital de Rumania.

Durante ese encuentro, la Alianza rechazó la propuesta de Washington de invitar a las ex repúblicas soviéticas de Georgia y de Ucrania a integrarse a la OTAN, algo a lo que Rusia también se oponía.

El viernes, Putin manifestó su satisfacción por los resultados de la cumbre y dijo que, aunque regresar a las tensiones de la Guerra Fría «no le interesa a nadie», la eventual expansión de la OTAN hacia el este de Europa se interpretaría como una «amenaza directa».

El mandatario saliente ruso aseguró que las garantías que le han dado no han sido suficientes, y señaló que una política de seguridad nacional no se puede basar en promesas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba