Actualidad Internacional

Condenado por corrupción, Rafael Correa será candidato a vicepresidente de Ecuador

A la espera del recurso de apelación interpuesto por su defensa en un caso de corrupción mediante el cual la Justicia ecuatoriana lo sentenció a ocho años de prisión y quedó inhabilitado para ejercer cualquier cargo político, el expresidente Rafael Correa se presentará como candidato a vicepresidente en las elecciones de 2021, en la fórmula de la coalición de movimientos y agrupaciones políticas de izquierda, UnesEcuador, que encabezará su colega economista, Andrés Arauz,

La nominación de Correa, que reside en Bélgica desde 2017, país de nacimiento de su esposa, era esperada desde hace tiempo por sus partidarios mas inmediatos, que trataban de encontrar al candidato ideal para completar el binomio.

Arauz ocupó varios cargos en el gabinete económico de Correa, además de haber sido su ministro de Cultura y director del Banco Central durante parte de su mandato.

Esperando la apelación

La candidatura de quien fuera presidente de la nación meridional desde 2007 hasta 2017, está pendiente de la evolución judicial del caso «Sobornos 2012-2016», en el que fue declarado culpable de cohecho en primera y segunda instancia y por el cual fue sentenciado a ocho años en la cárcel, con el mismo tiempo de inhabilitación para ejercer cualquier actividad política.

Este proceso judicial juzga una presunta red de corrupción mediante la cual se recibieron aportes indebidos en el palacio presidencial para la financiación irregular del movimiento oficialista Alianza País, a cambio de la adjudicación de millonarios contratos del Estado a empresas.

La defensa del expresidente ecuatoriano presentó el 7 de agosto, en Quito, un recurso de casación ante la Corte Nacional de Justicia (CNJ) contra la condena a 8 años de prisión a la que fue sentenciado.

Los magistrados que revisarán la apelación detrminarán si se aplicó de forma indebida la ley y si se interpretó incorrectamente una norma. En esta etapa, los jueces solo revisarán el aspecto legal del fallo pero no el hecho mismo ni las pruebas.

De acuerdo con allegados de Correa, la presentación de su candidatura bloquearía el proceso judicial de forma temporal, dado que los candidatos electorales disponen de inmunidad durante el proceso, por lo que no habría tiempo para una condena en firme.

Supuesta persecución

En varias oportunidades, el exmandatario ha alegado ser blanco de una persecución política del vigente presidente ecuatoriano Lenín Moreno, su exaliado y exvicepresidente.

En un escenario en el que la popularidad de Moreno se resiente, especialmente por la crisis económica y sanitaria que ha dejado la pandemia del coronavirus en Ecuador y con una oposición fragmentada, el correísmo se erige como la principal minoría del país con una intención de voto del 31,4%, esto según la última encuesta del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), publicada a principios de agosto.

Con esta estrategia, Correa busca repetir la fórmula empleada por la exmandataria Cristina Fernández en Argentina, procesada por varios casos de corrupción en su país y que acompañó de forma exitosa la dupla con el actual mandatario Alberto Fernández, que se impuso en las presidenciales de 2019 a Mauricio Macri.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba