Actualidad Internacional

Raúl Castro preside su primer 26 de julio

Raúl Castro leerá mañana, sábado, en Santiago su primer discurso como presidente titular en la fecha clave del régimen, el aniversario 55 del asalto al cuartel Moncada que encabezó su hermano Fidel, pero los santiagueros piensan más en sus penurias cotidianas y en su carnaval que en la política.

Fundada hace cuatro siglos en el sureste de la mayor isla de las Antillas, Santiago festeja el carnaval del 21 al 27 de julio y muchos no paran de bailar conga y beber cerveza o aguardientes caseros, llamados popularmente «chispaetrén», ‘‘bajatelblumer» o «escupelejos», las 24 horas de cada día.

»A los santiagueros les pones dos congas y una corneta china y se van todos detrás hasta el matadero y se dejan degollar bailando», explicó a Efe Juan Manuel, chófer del servicio público, entre feliz y desdichado porque tiene mucho trabajo estos días por el carnaval y los festejos oficiales del 26 de julio.

Pero en esta isla de once millones de habitantes, al mismo tiempo planificada y espontánea, donde hasta «La Internacional» hace bambolear caderas, las penurias cotidianas son el trasfondo que siempre sale en las conversaciones.

Son generalmente lamentos contenidos, discretos, casi siempre apolíticos, sobre las miserias del día a día.

»¿La situación? Bien y mal. Bien porque los niños, como mi hija, tienen educación. Mal, porque no hay comida ni dinero», resume Alejandro, percusionista rasta y ex boxeador, que espera el turno de su grupo en un restaurante del centro.

»Todo está igual. Nada ha cambiado. La cosa está mal. Yo soy carpintero, pero no hay madera. Es difícil ser carpintero si no hay madera», explica Eliecel, santiaguero de tez morena, rala barba blanca y mirada pícara, tras beber un sorbo de un jarro de cerveza casera caliente.

»Ahora lo importante es el carnaval. ¿Lo de mañana? Bueno. El de ahora (Raúl Castro) habla menos que el de antes (Fidel, convaleciente de una enfermedad intestinal desde hace dos años). ¿Cambios? ¿Cuáles?», se pregunta Eliecel.

La penuria que sufren los cubanos 55 años después del comienzo de la revolución con el asalto al Moncada -49 años y medio después de su triunfo- hace que muchos cubanos comiencen sus conversaciones con extranjeros con un «¿de dónde eres?» y las terminen, casi siempre, con «¿me das unos pesos?».

Por las calles de la hermosa y calurosa Santiago -34 grados a la sombra- se ven letreros referidos a la efeméride del 26 de julio, pero la mayoría son pequeños, muchos escritos a mano y muy pocos dedicados al actual presidente.

Los «Viva Raúl» son escasos y diminutos, pese a ser Santiago «la cuna de la revolución».

»No te engañes -matizó un periodista cubano-. Es más por falta de recursos que por falta de entusiasmo».

Juan Manuel, el conductor, opina que es necesario hacer más reformas, como -explica- la ya aprobada por Raúl Castro recientemente que permite que ahora un extranjero pueda entrar a un hotel con una cubana, algo que antes no estaba permitido.

»Si está cambiando Cuba -agrega-. Es necesario-. Si no, nos hundimos en el mar».

Pero no lo tienen fácil los cubanos tras medio siglo de revolución, porque el nuevo presidente, aunque hace exactamente un año reconoció que el país necesita reformas, hace poco reclamó a sus compatriotas que no empujen demasiado porque la situación económica del país y del mundo es muy complicada.

En un discurso ante la Asamblea Nacional, el general Castro, de 77 años, dijo que quisiera ir más rápido, pero que tiene que ser realista porque las circunstancias no son las mejores.

Mientras administra mini-reformas con cuentagotas -económicas solo, de política nada-, pide a los cubanos trabajar más, aumentar la productividad y la producción, hacer más sacrificios, porque «los retos son grandes y difíciles».

Muchos analistas creen que todo ello lo reiterará mañana, en la víspera del cierre del carnaval santiaguero.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba