Actualidad Internacional

Renuncia canciller brasileño tras presiones de sectores afines a Jair Bolsonaro

Un grupo de senadores y diplomáticos acusaron a Ernesto Araújo de obstaculizar el acceso a las vacunas contra el coronavirus

Movimientos en Itamaraty, la sede de la Cancillería de Brasil. Y es que el ministro de Relaciones Exteriores amazónico, Ernesto Araújo, renunció este lunes a su cargo, tras fuertes presiones de sectores políticos afines al presidente Jair Bolsonaro, que hasta le acusaron de obstaculizar el acceso a las vacunas anticovid, mientras que otro ministro, en este caso el de Defensa, general Fernando Azevedo e Silva, anunció también su renuncia, poco después de la de Araújo, en lo que se prevé podría generar una crisis política para el controvertido mandatario.

Las presiones contra Araújo, del ala más derechista del bolsonarismo, crecieron en las últimas semanas y se hicieron fuertes en grupos parlamentarios de la propia base oficialista, descontenta con las críticas del canciller a socios claves para Brasil, como China y Estados Unidos.

El movimiento por la salida de Araújo fue promovido por el propio presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, y la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, Katia Abreu, afines al jefe de Estado brasileño.

La renuncia de Araújo se produce dos semanas después de la del ministro de Salud, el general del Ejército Eduardo Pazuello, en medio de un vertiginoso recrudecimiento de la pandemia que ya dejó más de 312.000 muertos, un balance superado solo por Estados Unidos.

Roces con China y EE. UU.

El origen del malestar está en las continúas críticas, más o menos veladas, que Araújo dirigió durante los últimos meses a China y Estados Unidos, dos países a los que se considera importantes para facilitar el acceso a las vacunas contra el coronavirus, que en Brasil ha provocado la muerte de más de 312.000 personas.

En el caso de China, tuvo roces directos con el embajador de Pekín en Brasil por unos comentarios que cuestionaban la eficacia de las vacunas anticovid elaboradas en aquel país y aludían al origen del virus, detectado por primera vez en la ciudad china de Wuhan.

En cuando a Estados Unidos, el ministro, al igual que el propio presidente Bolsonaro, respaldó públicamente el intento de reelección de Donald Trump y hasta puso en duda la limpieza de los comicios ganados finalmente por el actual mandatario, Joe Biden.

Lo cierto fue que este mismo lunes, un grupo de senadores reforzó la presión contra Araújo y acordó debatir durante esta semana diversas acciones para forzar la destitución del canciller, a quien acusaron de dirigir en «forma desastrosa» la política exterior del país.

«Nuestra política externa es desastrosa y ayudó a convertir a Brasil en un paria mundial y una amenaza global«, detalla un documento hecho público por los parlamentarios.

«Su actuación compromete hasta la obtención de vacunas destinadas a salvar la vida de millones de brasileños«, dice la nota, que además propone suspender la aprobación de nuevos embajadores, que depende del Senado, mientras el canciller siga en su puesto.

Actuación con Venezuela

En el caso venezolano, Aráujo fue uno de los más férreos opositores a la gestión de Nicolás Maduro. En enero pasado,  el ahora saliente funcionario señaló que «ante la intención de Nicolás Maduro de instalar una nueva «asamblea» basada en la farsa electoral de diciembre de 2020, el gobierno brasileño reitera su reconocimiento a la Asamblea Nacional legítimamente elegida en 2015 y su compromiso con las fuerzas democráticas de Venezuela«.

Sin embargo, las posturas de Aráujo no fueron bien vistas por algunos sectores de Itamaraty, ya que representaba una ruptura con el papel tradicional de la diplomacia brasileña como mediadora en los conflictos de la región.

Otra renuncia

Entretanto, el ministro de Defensa de Brasil, general Fernando Azevedo e Silva, anunció también este lunes su renuncia al cargo, poco después de que el canciller Ernesto Araújo presentara su dimisión al presidente Jair Bolsonaro.

«Agradezco al Presidente de la República, a quien dediqué mi lealtad a lo largo de estos más de dos años, la oportunidad de haber servido al país como ministro de Defensa«, dice una nota divulgada por el despacho del general.

En su nota, Azevedo e Silva dice que en el período en que estuvo al frente del Ministerio de Defensa, desde enero de 2019, cuando Bolsonaro asumió el poder, preservó «a las Fuerzas Armadas como instituciones del Estado«.

Los sustitutos

Mientras tanto, el Gobierno brasileño confirmó este lunes el reemplazo de los titulares de Defensa y de Exteriores: Como nuevo canciller, el presidente Jair Bolsonaro, designó al embajador Carlos Alberto Franco França y como ministro de Defensa al general Walter Suoza Braga Netto.

Los cambios fueron recogidos en un comunicado de la Secretaría de Comunicación Social del Ministerio de Comunicaciones, horas después de que se conociera la salida de Ernesto Araújo como titular de Exteriores y del general Fernando Azevedo e Silva en Defensa.

Con credenciales de embajador, pero sin nunca asumir una jefatura diplomática en el exterior, Franco França se desempeñó en cargos de segundo escaño en las misiones brasileñas de Bolivia, en dos ocasiones, Paraguay y Estados Unidos.

El nuevo ministro conoce los tejemanejes de la Presidencia y sus relaciones internacionales, pues estuvo cedido varias veces por la Cancillería para jefe de Protocolo en el Palacio de Planalto, la sede del Ejecutivo brasileño.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba