Actualidad Internacional

Rousseff prometió honrar a Lula en la presidencia

Brasil tiene presidente electa. Dilma Rousseff, delfín política de Lula da Silva, se ha mostrado imbatible en la segunda vuelta electoral frente a José Serra, candidato del Partido por la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Apenas tres horas después del cierre de la votación, el Tribunal Superior Electoral había confirmado su victoria. Con el 99,99% de los votos escrutados, la abanderada del gobernante Partido de los Trabajadores tiene 55.751.918 votos, que representan el 56,05% del total, contra el 43,95% de su rival.

 

Con este resultado, Dilma, como se la conoce en Brasil, ha cumplido las expectativas de Lula, quien la había elegido a dedo como sucesora pese a su escasa experiencia en elecciones abiertas y un déficit inocultable de carisma. «La alegría que siento por mi victoria se mezcla a la emoción por su despedida. Un líder como Lula nunca estará lejos de su pueblo y de cada uno de nosotros. Golpearé mucho su puerta y tengo la certeza y la confianza de que la encontraré siempre abierta», subrayó la ex guerrillera en su primer discurso ante sus seguidores, tras el anuncio de la Justicia Electoral.

 

Según sus asesores, Dilma buscará una conciliación con la oposición, para superar la agresividad de la campaña electoral. En este sentido, afirmó: «Tiendo mi mano a los partidos de oposición y a los sectores de la sociedad que no estuvieron con nosotros: no habrá discriminación ni privilegios de mi parte. A partir de mi investidura, seré la presidenta de todos los brasileños y brasileñas».

 

La candidata del PT también ratificó algunos compromisos de campaña, como la estabilidad monetaria y el respeto a los contratos, e hizo hincapié en su «compromiso fundamental con la erradicación miseria y la creación oportunidades para todos los brasileños». Para eso pidió el compromiso de todos los brasileros. «La nación tendrá exactamente la grandeza de lo que hagamos todos juntos por ella», dijo Rousseff.

 

Dilma asumirá en el Planalto el próximo 1 de enero. Su principal desafío será el de mantener a Brasil en el camino del crecimiento económico, además de fortalecer el papel de potencia emergente sudamericana que supo cultivar su antecesor.

 

Utilizará para ello la experiencia como jefa de ministros de Lula y su fama de tecnócrata consecuente. Tendrá además la mayoría en ambas Cámaras del Congreso, un beneficio del que no pudo disfrutar el actual Gobierno.

 

Serra, ex gobernador del poderoso estado de San Paulo, intentó dar batalla hasta el final. Si bien la primera vuelta lo encontró a 18 puntos de distancia de Dilma (46,94% contra 32,61%), buscó remontar su desventaja acusándola pro abortista, un tema de gran sensibilidad entre los brasileños, y ligándola a los últimos casos de corrupción en el gobierno.

 

En un último intento por revertir un resultado previsible, llamó a defender la «alternancia del poder». Fue un mensaje inocuo para un Brasil que eligió, por segunda vez en 8 años, por la «continuidad».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba