Actualidad Internacional

Rumsfeld, responsable indirecto de los abusos en Irak

La responsabilidad por los abusos en la prisión de Abu Gharib es al menos en parte de altos mandos militares estadounidenses que fallaron en proporcionar instrucciones claras de comportamiento hacia los prisioneros, indicó un reporte preparado por una comisión independiente de expertos.

Un documento presentado por el ex secretario de Defensa James Schlesinger subrayó que tanto los actuales dirigentes del Pentágono, incluido el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, como los mandos militares en Irak y Afganistán, ayudaron a crear un ambiente en el que prisioneros iraquíes sufrieron abusos calificados como «sádicos».

«Hubo responsabilidad directa por esas actividades de parte de comandantes en la escena, hasta el nivel de brigada, porque no supervisaron adecuadamente lo que ocurría en Abu Gharib. Hubo responsabilidad indirecta a niveles mayores, toda vez que las fallas de Abu Gharib eran bien conocidas y pudieron aplicarse acciones correctivas», dijo Schlesinger.

El reporte es el primero en que una comisión oficial señala culpabilidades e incluso algún tipo de responsabilidad de los mandos del Pentágono en un caso que puso al gobierno de George W. Bush en aprietos dentro y fuera de EU.

El ex secretario y sus compañeros se abstuvieron de pedir la renuncia de los más altos funcionarios, aunque advirtieron también que «encontramos fallos fundamentales a través de todos los niveles de mando, desde los soldados en el terreno al comando central y el Pentágono. Esos fallos ayudaron a crear las condiciones que permitieron las agresivas prácticas», apuntó la ex diputada republicana Tillie Fowler, que fue parte del comité.

No pedirán renuncia

Schlesinger indicó por su parte que si bien Rumsfeld podía ser responsabilizado por falta de supervisión adecuada, su renuncia daría armas a los enemigos de EU.

De acuerdo con el reporte, el Pentágono no clarificó ni instruyó sobre la forma en que los diferentes tipos de prisioneros deberían ser tratados, y tampoco proveyó de personal suficiente y adecuadamente entrenado para resguardar e interrogar a los prisioneros.

El reporte precisó que no hay ninguna política que explícitamente llame por el uso de tortura o tratos inhumanos contra presos.

El texto advirtió, no obstante, que los abusos no se redujeron a unos cuantos casos y Schlesinger puntualizó que se investigan 300 casos que no se limitan sólo a los ocurridos en Abu Gharib.

Schlesinger se manifestó en contra de que los principales comandantes en Irak, el jefe del Estado Mayor Conjunto, Richard Myers, o el general Ricardo Sánchez, que era el principal comandante en el terreno, sean obligados a renunciar por su responsabilidad, pero también apuntó que no estaban enfocados en las operaciones de detención de prisioneros.

Sánchez, en todo caso, «debió adoptar acciones más enérgicas cuando se dio cuenta del grado de los problemas de liderazgo en Abu Gharib», indicó el documento.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar