Actualidad Internacional

Rusia dispuesta ayudar a China en caso de conflicto armado con Taiwán

China ha suspendido las importaciones de ciertos productos procedentes de Taiwán en respuesta a la visita de Pelosi

Rusia está dispuesta a prestar ayuda militar a China en caso de conflicto armado con Taiwán, declaró el vicepresidente primero del Comité del Consejo de la Federación Rusa para Asuntos Internacionales, Vladimir Dzhabarov.

“No veo ninguna razón para negarse a ayudar a los chinos. Pero me gustaría que esta interacción con China fuera bilateral, es decir, que obtuviéramos algún beneficio de esta cooperación”, dijo.

“En principio, nada es imposible. Entendemos que a veces es una cuestión de azar. Puede haber algún tipo de conflicto que pueda convertirse en una gran guerra. Pero creo que China está actuando con mucha cautela en este sentido, con mucha contención, pero sigue aumentando su potencial de defensa a un ritmo acelerado. Y estoy seguro de que China espera alguna ayuda de la Federación Rusa”, dijo Dzhabarov, respondiendo a una pregunta sobre el riesgo de un conflicto armado entre China y Taiwán.

Al mismo tiempo, según él, tras la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán, China se habría “dado cuenta de que necesita estrechar aún más sus lazos con Rusia”.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, visitó Taiwán el 2 de agosto.

El presidente chino Xi Jinping dijo que la visita de Pelosi a Taiwán era “otra demostración de la campaña incivilizada de los imperialistas”.

China ha suspendido las importaciones de ciertos productos procedentes de Taiwán en respuesta a la visita de Pelosi.

China sacude el Estrecho de Taiwán con prácticas de disparo de misiles

Menos de 24 horas después de la visita a Taiwán de la presidenta del Legislativo de EE.UU., Nancy Pelosi, China ha iniciado maniobras militares con fuego real alrededor de la isla, consideradas por Taipéi como un «bloqueo» y una «violación de sus derechos», y que han incluido el uso de misiles de largo alcance.

Las maniobras causaron el cierre del espacio marítimo y aéreo en seis zonas alrededor de la isla, una de ellas a unos 20 kilómetros de la costa de Kaohsiung, la principal ciudad del sur de Taiwán.

Misiles en el estrecho

Los ejercicios, que se prolongarán hasta el domingo, incluyeron hoy prácticas de tiro con artillería de largo alcance, con «múltiples tipos de misiles convencionales», frente a la costa este de Taiwán, misión en la que los proyectiles «dieron en el blanco con precisión» y que fue «completada con éxito» según el Comando del Teatro de Operaciones del Este del Ejército Popular de Liberación (EPL, Ejército chino).

Según el portavoz del Comando, Shi Yi, las prácticas tenían como objetivo «poner a prueba la precisión» de los misiles y su «capacidad de exclusión aérea».

Esta tarde cesó el bloqueo del espacio aéreo y marítimo frente a las costas occidentales de Taiwán después de que «las prácticas de artillería acertasen en sus blancos«, explicó Shi, que no especificó si se refería a todas las maniobras anunciadas hasta el domingo o simplemente a las del jueves.

Un «Nudo corredizo»

Según Meng Xiangqing, profesor de la Universidad de Defensa Nacional citado por la cadena estatal CGTN, las maniobras fueron anunciadas con 38 horas de antelación, dando tiempo a que «los barcos ajustasen sus rutas» y garantizando que «ningún civil resultase herido».

Pese a que en los últimos años China ha llevado a cabo otros simulacros de guerra en el Estrecho de Taiwán, los de esta semana son diferentes porque «cubren un área más grande, involucran más elementos militares y se espera que sean altamente efectivos», aseveró Meng.

Los ejercicios tienen lugar en seis zonas alrededor de la isla, una de ellas a unos 20 kilómetros de la costa de Kaohsiung, la principal ciudad del sur de Taiwán, diseño que tiene como propósito «crear una especie de nudo corredizo» que se puede «apretar» para «contener a las fuerzas separatistas de la isla», consideró el profesor.

Las acciones militares chinas son «necesarias, justas y resolutas», defendió hoy la portavoz de la Cancillería china Hua Chunying, quien añadió que servirán como «advertencia» a «los provocadores», entre los que incluyó a los «taiwaneses secesionistas» y a aquellas «fuerzas externas que se inmiscuyen en los asuntos internos de China».

Taiwán «No se echará atrás»

La cartera de Defensa de Taiwán, mientras, aseguró que tuvo «conocimiento instantáneo» del lanzamiento de los misiles gracias a tareas de «reconocimiento y vigilancia», a la vez que condenaba las acciones por «perturbar la paz en la región».

Horas antes, Taiwán había registrado la entrada de 27 aviones militares chinos en su autodefinida Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ), contra la cual su Ejército activó una patrulla aérea de combate, emitió advertencias por radio y desplegó sistemas de defensa por misiles para monitorear los aparatos chinos.

El Ministerio taiwanés divulgó asimismo que fuerzas taiwanesas tuvieron que disparar anoche bengalas en dos ocasiones para ahuyentar a un dron militar chino que sobrevolaba las inmediaciones de las islas Kinmen (también conocidas como Quemoy), controladas por Taipéi pese a encontrarse a apenas 30 kilómetros de la ciudad suroriental china de Xiamen.

En las últimas décadas, estas islas han sido objetivo de bombardeos por parte de China cuando las tensiones entre Taipéi y la isla alcanzaron las cotas más altas.

Representantes militares taiwaneses ya advirtieron de que las maniobras equivaldrían a un «bloqueo de la isla» y, en las últimas horas, su efecto se ha hecho notar en el tráfico aéreo y marítimo.

En aeropuerto de Taoyuan (norte), el más importante de la isla, se han cancelado este jueves al menos 40 vuelos, afectados por las restricciones al tráfico aéreo, recogen medios taiwaneses.

Pese a que el ministro de Transporte de la isla, Wang Guocai, explicó que los trayectos de los barcos «tomarán unas horas más» por verse obligados a sortear las zonas inaccesibles, señaló que «impacto acumulado» se notará en el futuro si los ejercicios militares chinos «se prolongan» en el tiempo.

El Ministerio de Defensa de la isla aseguró que vigila los alrededores de la antigua Formosa en respuesta a «actividades irracionales» del Ejército chino y que, si bien no desea «una escalada» de la situación, «no se echará atrás» en lo que respecta a «la seguridad y soberanía» de Taiwán.

Pese a que testimonios en redes sociales apuntan a que la vida en Taiwán discurre con normalidad, autoridades locales han pedido a la población que tome medidas de precaución: el Ayuntamiento de la capital, Taipéi, pidió hoy a sus residentes que descargasen una aplicación móvil que muestra los más de 5.000 refugios antiaéreos de la ciudad.

China reclama la soberanía sobre la isla y considera a Taiwán una provincia rebelde desde que los nacionalistas del Kuomintang se replegaron allí en 1949, tras perder la guerra civil contra los comunistas.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba