Actualidad Internacional

Rusia envía fuerzas especiales a Moscú para garantizar la seguridad

AFP – La división de élite Dzerjinski y otras fuerzas especiales del ministerio del Interior llegaron el martes a Moscú para reforzar la seguridad, al día siguiente de una masiva protesta contra la «farsa» de las legislativas ganadas por el partido del primer ministro ruso Vladimir Putin.

Las tropas especiales «tienen un único objetivo: garantizar la seguridad de los ciudadanos», declaró el teniente Vasili Panshkov, al ser interrogado por la agencia Interfax sobre la circulación de camiones militares en Moscú.

Una decena de camiones de las fuerzas de seguridad eran visibles en la carretera de circunvalación de Moscú, comprobó un periodista de la AFP.

Varias unidades de las fuerzas especiales, en particular la división Dzerjinski -división de élite moscovita que lleva el nombre del fundador de la policía política bolchevique- fueron movilizadas para asegurar el orden público en Moscú, dijo a la AFP un portavoz policial de la capital.

Una manifestación anti Putin, la mayor de los últimos años, congregó el lunes en Moscú, a pesar de la fuerte lluvia, a 10.000 manifestantes, según los organizadores.

La policía dijo que en la manifestación habían participado 2.000 personas.

«Rusia sin Putin» y «Putin a la cárcel» eran las consignas más coreadas por los manifestantes, en su mayoría jóvenes movilizados a través de las redes sociales.

Al término de la manifestación, más de 300 personas, entre ellas el bloguero anti-corrupción Alexei Navalni, fueron detenidas.

El acto opositor había sido autorizado en una plaza alejada del centro del poder ruso, pero los manifestantes intentaron marchar hacia la sede de la comisión electoral para denunciar el fraude en las elecciones legislativas del domingo.

Los manifestantes fueron detenidos cerca de la Plaza Lubianka, donde se encuentra la sede de los servicios secretos FSB, ex KGB, indicó a la AFP Arkadi Bashirov, un portavoz de la policía moscovita.

Unas 250 personas, entre ellas Navalny y un líder del movimiento opositor Solidarnost, Ilia Iashine, seguían detenidos, indicó a la AFP Olga Shorina, una portavoz de ese movimiento.

En este momento, Navalny e Iashine «están en un tribunal» de la ciudad, declaró Shorina a principios de la tarde de Moscú.

«Son pasibles de hasta 15 días de cárcel», agregó Shorina.

También se registraron detenciones el lunes en San Petersburgo, cuna política de Putin.

Unas cien personas, que manifestaban sin autorización para protestar contra los fraudes, fueron detenidas por la policía.

Los manifestantes son pasibles de una pena de 15 días de detención.

Esa fue la pena que un tribunal de Moscú infligió a dos líderes de la oposición rusa, el ex vice primer ministro Boris Nemtsov y el escritor Edouard Limonov, en enero pasado

Las elecciones legislativas del domingo fueron ganadas por Rusia Unida, el partido de Putin, que registró sin embargo una importante pérdida de votos de 15 puntos porcentuales con relación a 2007.

La oposición y numerosos observadores extranjeros denunciaron numerosas irregularidades.

Los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), denunciaron el lunes «violaciones frecuentes de las reglas del procedimiento, y en particular numerosos indicios de relleno de urnas».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba