Actualidad Internacional

Rusia lanza un órdago al reconocer la independencia de Osetia del Sur y Abjasia

MOSCÚ | SUKHUMI (GEORGIA).- Rusia lanza un órdago. El presidente del país, Dmitri Medvedev, siguiendo la petición unánime del Senado ruso, ha afirmado que su país reconoce la independencia de las regiones separatistas georgianas de Osetia del Sur y Abjasia.

En una intervención por televisión, el jefe del Kremlin ha informado de que ha firmado los decretos sobre el reconocimiento ruso de la independencia de ambas regiones, tradicionalmente prorrusas, e instó a otros países a seguir su ejemplo.

El presidente ha dado la orden a su ministro de Exteriores para establecer «relaciones diplomáticas» con representantes de dichas regiones georgianas. Además, ha garantizado también asistencia militar a las regiones separatistas, según dijo hoy en una entrevista con la emisora estadounidense CNN.

El mandatario ruso negó además las críticas de Occidente a las supuestas violaciones por parte de Rusia del plan de paz para el sur del Cáucaso. «Rusia cumplió todas sus obligaciones», dijo con relación al plan de seis puntos negociado con Francia para poner fin al conflicto con Georgia.

Las advertencias desoídas
Este anuncio llega un día después de que EEUU advirtiera que reconocer la secesión sería «inaceptable» y reiterara que Rusia debía respetar la integridad territorial de Georgia.

Además, desde la Casa Blanca advirtieron de que tras los últimos acontecimientos —Rusia desplegó soldados en Georgia después de éste país enviara sus tropas a Osetia del Sur para intentar retomar el control sobre la provincia autónoma— se están replanteando el acuerdo de cooperación nuclear entre con Rusia que el presidente Bush envió en mayo al Congreso para su aprobación.

Medvedev: ‘Rusia no tiene nada que temer’
Rusia «no tiene nada que temer», incluida una nueva «guerra fría» con Occidente, ha declarado el presidente ruso, quien explicó que tomar la decisión no fue «fácil», pero que era la única posible «teniendo en cuenta la libre expresión de la voluntad de los pueblos oseta y abjaso».

Además, el líder, quien para justificar la medida ha aludido a los postulados de la Carta de la ONU y la declaración de 1970 sobre los principios del derecho internacional sobre las relaciones amistosas entre los Estados, ha acusado de genocidio al presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, por el ataque a Osetia del Sur que llevó a Rusia a intervenir militarmente. «El 8 de agosto en Tiflis hicieron su opción. Saakashvili eligió el genocidio para cumplir sus tareas políticas», ha afirmado.

El presidente de Rusia, Mijail Saaklashvili, ha instado a Occidente a contribuir al más rápido ingreso de su país en la OTAN y la Unión Europea y ha calificado la postura de Ruroa de ser «absolutamente ilegal» y ha añadido que «no tendrá consecuencias jurídicas para Georgia y el resto del mundo».

Condenas desde Occidente
Las reacciones de los países occidentales han sido inmediatas. La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, ha calificado de «deplorable» el reconocimiento de independencia y dijo que esa decisión «coloca a Rusia en contradicción con una resolución del Consejo de Seguridad (de la ONU), del que es parte».

Por su parte, el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, ha asegurado que las acciones de Rusia en las últimas semanas, incluido el reconocimiento de la independencia de Osetia del Sur y Abjasia, «ponen en duda» su compromiso «con la paz y la seguridad en el Cáucaso».

La Unión Europea también ha condenado firmemente la decisión rusa a través de un comunciado de la presidencia francesa. Añade que «es contraria a los principios de independencia, soberanía e integridad territorial de Georgia».

Desde Reino Unido, a través de Ministerio de Asuntos Exteriores, rechazó «categóricamente» la decisión y han afirmado que el Gobierno británico «reafirma la soberanía y la integridad territorial de Georgia».

La canciller alemana, Angela Merkel, ha criticado duramente el reconocimiento de la independencia y ha dicho que la decisión es «en absoluto inaceptable».

Desde España, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, ha lamentado la decisión de Rusia y ha considerado «urgente» que Moscú cumpla el plan de paz propuesto por la UE y que acordó con Tiblisi.

Varios osetios con la bandera de Osetia del Sur celebran el reconocimiento de Rusia. (Foto: EFE)
Además, recordó que ésta es la postura que «siempre ha mantenido España», en alusión a la oposición del Ejecutivo español de no reconocer la independencia de Kosovo, a la que también se ha opuesto Rusia.

También la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa OSCE condenó la decisión. «El reconocimiento de la independencia de Osetia del Sur y Abjasia viola los principios fundamentales de la OSCE», comentó Alexander Stubb, presidente en funciones.

La semana pasada la OSCE decidió el envío de más de un centenar de observadores a Georgia para vigilar el frágil alto el fuego y supervisar el repliegue ruso.

Por otro lado, al conocer el anuncio de Medvedev, ciudadanos de Abjasia dispararon al aire y abrieron botellas de champán para celebrarlo. «Estamos felices. Todos tenemos lágrimas en los ojos y estamos orgullosos de nuestro pueblo», dijo una abogada a Reuters.

También en la capital Osetia del Sur se vieron escenas de alegría. Asimismo, el líder osetio Eduard Kokoity instó al Gobierno de Moscú al establecimiento de una base militar rusa en su territorio.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba