Actualidad Internacional

Secretario General de la ONU pide distribución justa de la vacuna contra el covid-19

António Guterres, quien fue vacunado este jueves, recalcó que el antídoto debe ser un "bien público global" y no quedar limitado a quienes pueden pagarlo

El tema de la vacunación para contrarrestar los efectos del coronavirus estará en el foco de la atención a nivel mundial por mucho tiempo. En este marco, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, denunció la falta de solidaridad en la distribución de vacunas contra el covid-19 y la explosión de desigualdad que se está produciendo durante la pandemia, en una jornada en la que se dio a conocer que la Administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, garantizará que todas las personas que se encuentran en ese país, incluidos los inmigrantes indocumentados, tengan acceso al antídoto.

El diplomático portugués, de 71 años, que este jueves recibió la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, manifestó que «aquellos cuyas oportunidades vitales ya eran reducidas por la desigualdad y la injusticia, con base en sus ingresos, raza, género y otras formas de discriminación, son los que más están sufriendo el impacto del covid-19«.

Asimismo, enfatizó que tras un 2020 de «tragedias«, 2021 debe ser un año de «cambios«, que dé respuesta a la crisis desatada por el coronavirus, pero también a problemas como una creciente desigualdad y un modelo económico no sostenible que ya venían de atrás.

Escasa solidaridad

Guterres, que está al frente de la Secretaría General de la ONU desde 2017, subrayó que «la ciencia está teniendo éxito, pero la solidaridad está fallando«, al tiempo que insistió una vez más en la idea de que las vacunas tienen que ser un «bien público global» y no quedar limitadas a quienes pueden pagárselas.

«Las vacunas están llegando a un puñado de países rápidamente, mientras que los países más pobres no tienen ninguna«, recordó ante representantes de los Estados miembros. Poco después, en una conferencia de prensa, reiteró el mensaje: «Se han administrado más de 70 millones de dosis. Menos de 20.000 de ellas han sido en el continente africano«, denunció.

En este sentido, Guterres apuntó que los Gobiernos «tienen la responsabilidad de proteger a sus poblaciones, pero el covid-19 no puede derrotarse de país en país«, pues si se deja que el virus siga expandiéndose sin control en los Estados en vías de desarrollo mutará, se hará más resistente y volverá a golpear incluso a los más avanzados.

Además, el diplomático reclamó más recursos económicos para la plataforma COVAX, la iniciativa que lidera la Organización Mundial de la Salud (OMS) para buscar que las vacunas puedan llegar a todo el mundo, y que se faciliten licencias de las vacunas desarrolladas para que se puedan manufacturar más dosis en todo el planeta.

EE. UU: Vacuna para todos

Por otro lado, en Estados Unidos, el Gobierno del presidente de Joe Biden garantizará que todas las personas que se encuentran en el país, incluidos los inmigrantes indocumentados, tendrán acceso a la vacuna contra la covid-19, dijo este jueves la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

«Como Administración, creemos que hay que garantizar que todas las personas que se encuentran en EE.UU., los inmigrantes indocumentados también, por supuesto, deben tener acceso a la vacuna«, aseguró Psaki en la rueda de prensa diaria de la Casa Blanca.

La portavoz del Gobierno de Biden consideró que esto, en primer lugar, «es moralmente correcto, pero garantiza también la seguridad de las personas en el país«.

Washington ha puesto énfasis en la atención de la pandemia del coronavirus, que se ha cobrado más de 400.000 vidas en Estados Unidos, el país más afectado en el mundo, con más de 25 millones de contagiados.

Fauci: Prioridad para los vulnerables

Mientras, el epidemiólogo jefe estadounidense, Anthony Fauci, llamó la atención sobre la necesidad de priorizar a las comunidades desatendidas al momento de ejecutar los planes de vacunación en el país.

Fauci afirmó en una entrevista con la revista New England Journal of Medicine que no quieren que al principio la mayoría de las personas que reciban la vacuna sean «personas blancas de clase media«.

«Lo que realmente se quiere es que la vacuna llegue a las personas que son realmente más vulnerables. Se quiere hacer llegar a todo el mundo, pero no se quiere tener una situación en la que las personas que realmente lo necesitan, debido a su lugar de residencia, a su situación económica, no tengan acceso a la vacuna«, apuntó el experto.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba