Actualidad Internacional

Senado de EEUU aprueba rescate bancario pero no logra levantar los ánimos

El Senado estadounidense aprobó una nueva versión del plan de rescate del sistema financiero por 700,000 millones de dólares pero no logró levantar el jueves el ánimo en las bolsas mundiales, mientras Europa parece dividida sobre cómo enfrentar su propia crisis.

El Dow Jones retrocedía a media sesión un 2.65% y el Nasdaq un 3.34%, arrastrando a las bolsas europeas al cierre.

La bolsa de Francfort cayó un fuerte 2.51%, la de París un 2.25% y la de Londres un 1.80%, mientras Madrid retrocedió un 1.61%.

Las bolsas asiáticas también cerraron en baja. La bolsa de Tokio cayó un 1.88%, a su menor nivel en tres años.

Los senadores aprobaron el plan en la noche del miércoles por 74 votos contra 25, con la meta de aliviar la contracción del crédito que ha sacudido la economía mundial, conducido a la bancarrota a gigantes de Wall Street como Lehman Brothers y arrastrado al borde de la quiebra a muchos bancos más.

La votación aumenta la presión sobre la Cámara de Representantes para que apruebe el proyecto, tras haber rechazado una primera versión el lunes pasado.

El presidente estadounidense, George W. Bush, llamó a la Cámara baja a aprobar el rescate antes de que termine la semana para evitar más daños en la economía del país. Pero las perspectivas del proyecto de ley aún no están del todo claras.

«El pueblo estadounidense espera –y nuestra economía lo requiere– que la Cámara de Representantes apruebe este buen proyecto de ley esta semana y lo envíe a mi escritorio», dijo Bush.

El Senado endulzó el rescate original, que otorga al Tesoro estadounidense el poder para comprar deudas hipotecarias «tóxicas» que están asfixiando al sector financiero, a fin de cortejar a los republicanos conservadores que contribuyeron a bloquear la versión original.

Los senadores subieron el tope máximo para los depósitos bancarios con garantía federal, de 100,000 a 250,000 dólares, y agregaron hasta 100,000 millones de dólares para ampliar los recortes impositivos.

También restringieron los «paracaídas dorados», como se conoce a las indemnizaciones millonarias por despido que cobran los ejecutivos de Wall Street caídos en desgracia.

El senador demócrata Max Baucus predijo que los cambios bastarán para hacer que la Cámara apruebe el rescate, probablemente el viernes. «Creo que esta noche dimos vuelta la esquina», sostuvo.

Pero el líder de la mayoría demócrata en la Cámara, Steny Hoyer, indicó que el proyecto de ley sólo será sometido a votación si hay seguridad de que será aprobado.

Los opositores al proyecto han expresado su inquietud sobre el uso de enormes sumas de dinero de los contribuyentes para rescatar a firmas de Wall Street que han fracasado en parte por su codicia.

La votación del Senado también hizo subir al dólar a su máximo en más de 12 meses frente al euro, a 1.3748 dólares.

Los líderes de las principales economías europeas –Gran Bretaña, Francia, Alemania e Italia– se reunirán el sábado en París para discutir la crisis financiera y una propuesta holandesa para crear fondos nacionales de rescate bancario en los países de la UE por un total de 380,000 millones de euros.

El presidente Nicolas Sarkozy negó que Francia haya propuesto crear un fondo de rescate europeo por 300,000 millones de euros (417,000 millones de dólares), tal como señalaron fuentes europeas, y el ministerio de Economía francés aseguró que ni la idea ni la cifra es suya.

Sin embargo, un funcionario europeo en París que pidió el anonimato confirmó que Francia no ha descartado un gran rescate, a pesar de la oposición de Alemania y Gran Bretaña.

En una visita a París, el primer ministro holandés, Jan-Peter Balkenende, también negó que su gobierno proponga un fondo de rescate europeo.

Holanda propone que los países de la Unión Europea creen fondos nacionales de rescate bancario, por un máximo total de 380,000 millones de euros (524,000 millones de dólares), indicó.

En Irlanda, el Parlamento adoptó el jueves por amplia mayoría una controvertida ley que da una garantía gubernamental ilimitada a los bancos nacionales, a fin de protegerlos de la crisis financiera mundial, a pesar de las protestas de otros países europeos.

Gran Bretaña señala que la garantía, que cubre a los seis principales bancos irlandeses, es injusta, en medio del temor de que los ahorristas británicos transfieran fondos a cuentas en Irlanda.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba