Actualidad Internacional

Sharm el Sheik: ¿Irak o Irán?

La llegada de representantes de más de 60 países a este balneario egipcio podría darle un nuevo impulso a los esfuerzos para estabilizar a Irak.

La seguridad en ese país árabe ha empeorado, a pesar de la llamada «Operación Ley y Orden», el plan conjunto iraquí-estadounidense que se puso en marcha a principios de este año.

En los últimos dos meses hubo más de 200 atentados con carros bomba en Bagdad. Y en cuanto al número de víctimas, se sabe que cerca de 100 soldados estadounidenses mueren cada mes.

Pero la cifra de civiles iraquíes es desconocida, ya que el gobierno se negó a presentar sus datos a la Naciones Unidas para el último informe de la organización sobre la situación en Irak, publicado el pasado 25 de abril.

No obstante, el informe concluye que «el gobierno iraquí continúa enfrentando grandes desafíos de seguridad frente a una violencia creciente y a una oposición armada que cuestiona su autoridad y empeora la situación humanitaria».

Poca esperanza

Por ello, hay escepticismo de que se pueda encontrar una forma de mejorar la crisis en estos dos días de reuniones a nivel ministerial.

«Estoy de acuerdo con que este encuentro difícilmente traerá resultados concretos. Pero podría influir la atmósfera de forma positiva para que actores importantes tomen direcciones diferentes», señaló a BBC Mundo Abdel Raúf Ridi, del Consejo Egipcio para Asuntos Exteriores.

Es cierto que es primer encuentro a nivel ministerial, pero es también la continuación de otros que no han dado mayores resultados.

«No soy optimista», afirmó a la BBC el analista iraquí Mustafa Alani. «No creo que este tipo de encuentro pueda resolver el problema de Irak, que precisa ser resuelto internamente», agregó.

«Va a producir un documento, pidiendo más civilidad, integración y unidad en el país, pero realmente no sé cómo van a implementar estos objetivos en el práctica», expresó el experto en seguridad del Centro de Estudios de Investigación en Dubai.

Quizás por este escepticismo, parece que la diplomacia internacional se concentrará esta vez en ejercer presión sobre varios actores extranjeros para que dejen de apoyar a las distintas facciones iraquíes.

Irán al proscenio

De todas las escenas de la producción multiestelar que se desarrolla aquí en «Sharm», la que más genera expectativa es el posible encuentro paralelo entre los cancilleres de Irán y Estados Unidos, Manuchehr Mottaki y Condoleeza Rice.

Si bien el encuentro no se ha oficializado, el canciller iraquí Hoshyar Zebari lo confirmó a la prensa esta mañana. «Creo que va a darse el encuentro bilateral entre iraníes y estadounidenses», dijo Zebari a la agencia Reuters, y añadió que se espera otra reunión entre Rice y su homólogo sirio Walid Al Mualem.

Y Sadek Saba, del servicio persa de la BBC le preguntó lo que esperaba Irak de Irán. «Esperamos mucho», respondió Zebari sin dar más detalles, antes de regresar a la reunión preparatoria que se llevó a cabo el miércoles.

No obstante, no todos creen que el encuentro sea beneficioso para la cuestión iraquí. A fin de cuentas, el evento principal se llama el «Compromiso Internacional con Irak», bajo auspicios de la ONU.

«Podría relegar la cuestión iraquí a segundo plano. Además los países árabes verán con recelo una alianza fuerte entre Teherán y Washington», sostuvo el analista iraquí Mustafa Alani.

¿Y la economía?

Mucho se habla de la seguridad en Irak, del control de la milicias o de la presunta muerte del líder de Al Qaeda en Irak. Sin embargo, poca atención ha sido otorgada al contenido del plan quinquenal para reconstruir a Irak, parte esencial de este encuentro internacional.

Según el corresponsal de la BBC Jonathan Beale, quien viaja con la secretaria de Estado de Estados Unidos, Washington quiere ver una mejor voluntad por parte de varios países de la región.

«Condoleezza Rice reconoció que aún existe resistencia de algunos países para otorgar un nuevo apoyo financiero y político a Irak, pero en camino a Egipto indicó a la prensa que todo estaba en juego, no sólo para Irak sino para la región entera», informó Beale.

Washington quisiera lograr un acuerdo internacional en que miles de millones de dólares sean conseguidos para la asistencia y la reducción de deuda de Irak.

Pero varios países árabes quisieran ver antes mayores garantías por parte del gobierno iraquí en aras de incluir a la minoría sunita en Irak y así mejorar las profundas divisiones sectarias.

«Los países árabes eventualmente estarán de acuerdo, siempre y cuando Estados Unidos presente un excelente caso y los convenza», dijo a la BBC Abdel Raúf Ridi, del Consejo Egipcio para Asuntos Exteriores.

Representantes del grupo de los ocho países más industrializados, el G-8, también participan de esta conferencia, así como los cinco miembros permanentes del consejo de seguridad de la ONU.

No podría quedar más claro que se trata de un esfuerzo multinacional para lograr avances en la seguridad y la reconstrucción de Irak.

Menos claro es cómo resolver en dos días una tarea de dimensiones colosales, con más de una reunión paralela y sensibilidades políticas y sectarias a flor de piel.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba