Actualidad Internacional

Sigue la incertidumbre en Ecuador tras el escándalo electoral

Las críticas arreciaron ayer desde distintos sectores contra la empresa brasileña E-vote que no cumplió con su oferta de entregar la noche del domingo los resultados de la cuenta rápida de los votos para la fórmula presidencial y los legisladores.

El presidente de la Federación Nacional de Profesionales de la Politécnica, Enrique Mafla, dijo que lo ocurrido con la empresa brasileña era un «fracaso anunciado» pues se había advertido de mejores opciones para facilitar la cuenta rápida de votos.

Un colapso en el sistema informático, al parecer por la incapacidad del servidor principal para recibir la información de provincias, dejó el domingo la cuenta de votos en el 70,59 por ciento en el que Noboa, acumulaba el 26,66 por ciento de los sufragios, Correa el 22,51, y el socialdemócrata León Roldós con el 15,81.

Sorpresa

El espectacular ascenso del magnate bananero Noboa y la abrupta caída del izquierdista Correa fue la gran sorpresa de las elecciones presidenciales, los analistas anticipan una aguda confrontación política y una campaña violenta.

El primer lugar de Noboa tomo por sorpresa a los ecuatorianos, pues se especulaba que Correa ganaría por amplio margen, y que en segundo lugar sería disputado por Noboa y Roldós.

Entre las explicaciones de este fenómeno están la polarización de las fuerzas políticas, entre izquierda y derecha, así como errores estratégicos de Correa y el discurso populista y práctico de Noboa. Mucha gente que votaba por Correa, quería una sociedad distinta, pero no una sociedad de izquierda, cuando Correa habló de Evo Morales, y Hugo Chávez y de la revolución bolivariana, los electores se asusutaron.

Correa y Noboa se aprestan a disputar el 26 de noviembre la presidencia de este país, para un período de cuatro años.

Denuncian fraude electoral

Correa denunció ayer que existió un fraude electoral de las «mafias» políticas que lo perjudicó.

«La ciudadanía ha vencido, (el binomio) Rafael Correa y Lenin Moreno ganaron el día de ayer (por el domingo), nos están haciendo fraude», afirmó en canal local de televisión.

Responsabilizó de la maniobra a «la dictadura de una mafia que nos tiene atrapados», en referencia al partido político de Noboa y al partido derechista Social Cristiano cuyo líder es el ex presidente León Febres Cordero, con quien Correa mantuvo durante la campaña un cruce de acusaciones.

El candidato de 43 años, que se ha declarado amigo del Presidente venezolano Hugo Chávez, sostuvo que sus delegados de mesa tenían contados hasta el domingo 2.791.000 votos, lo cual lo ubicaba primero «con el 24,8 por ciento, segundo Noboa con 24,3».

Cuestionó el trabajo realizado por la empresa brasileña E-Vote contratada para procesar los resultados electorales.

En un diálogo con periodistas en Guayaquil, la segunda ciudad del país, Correa realizó un llamado a la comunidad internacional para «que estén vigilantes… (y) tengamos observadores serios que impiden este atraco» durante la segunda vuelta electoral.

Correa había acusado al jefe de la misión de la Organización de Estados Americanos, el ex Canciller argentino Rafael Bielsa, de no prestar las garantías para la transparencia del proceso.

Incertidumbre

Luego del fracaso de la empresa que debía entregar los resultados electorales se descarta otra contratación.

El sistema informático de E-vote, consorcio brasileño contratado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para realizar el conteo rápido de votos, colapsó. Según los representantes de la empresa, este fallo se dio por la gran cantidad de información que entró al mismo tiempo en la base de datos y por la congestión en las líneas telefónicas.

A la media noche del 15 de octubre los representantes de la empresa brasileña informaron a las autoridades electorales que el sistema ‘no iba más’.

Según Patricio Torres y Jorge Valdospinos, vocales del TSE, para la segunda vuelta electoral no se contratará una nueva empresa la ciudadanía tendrá que esperar los escrutinios oficiales para conocer quien es el nuevo Presidente de la República.

Rompimiento del contrato

En la reunión del Pleno del TSE de ayer se dio por terminado el contrato con E-vote por incumplimiento.

Los abogados del TSE, junto con un delegado de la Contraloría, iniciaron juicio a la empresa E-Vote para hacer efectiva la garantía entregada por el consorcio brasileño.

Según el contrato la empresa debe devolver el adelanto de 2 millones 600 mil dólares entregados por el TSE. Además por la cláusula de fiel cumplimiento deberá cancelar el 5% del monto total del contrato, que asciende a 260 mil dólares. La demanda también incluye daños y perjuicios.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar