Actualidad Internacional

Sospechoso planeó el ataque a congresista

Jared Lee Loughner, un abrumado desertor universitario de 22 años, fue acusado el domingo de cinco cargos federales, entre ellos el de intento de asesinato de una legisladora, por el ataque, que dejó seis muertos y 20 heridos, en un acto político el sábado por la mañana.

Los documentos presentados ante el tribunal federal del distrito de Phoenix indican, según pruebas confiscadas en la casa de Loughner, que éste planeó matar a la representante federal Gabrielle Giffords, quien aún permanece en estado grave con una herida de bala en la cabeza.

En una declaración jurada del agente especial del FBI Tony M. Tayler Jr. se indica que hallaron un sobre con las siguientes palabras manuscritas: «Lo planeé por adelantado», «Mi asesinato» y ‘‘Giffords». No se revelaron más detalles del sobre.

Además del cargo por tratar de matar deliberadamente a Giffords, Loughner fue acusado de asesinato e intento de asesinato de cuatro funcionarios del gobierno federal, entre ellos el juez federal de distrito John M. Roll, quien murió; el asistente congresual Gabriel Zimmerman, también fallecido; y los asistentes congresuales Pamela Simon y Ron Barber, quienes resultaron lesionados.

Giffords, demócrata por Arizona, permanecía grave el domingo pero ha respondido a órdenes simples y los médicos dijeron estar «cautelosamente optimistas» sobre su recuperación.

En una conferencia de prensa en el University Medical Center, los médicos de la legisladora indicaron que ésta era la única víctima de los sucesos del sábado que seguía grave en el hospital. Agregaron que Giffords tiene suerte de estar viva, pero declinaron especular sobre su recuperación, que dijeron podría demorar meses o años.

«En general, está en la mejor situación posible», señaló el Dr. Peter Rhee, jefe de Cirugía Traumatológica del University Medical Center, adonde Giffords fue trasladada en helicóptero desde la escena del tiroteo, el frente de un supermercado al norte de Tucson. ‘‘Cuando alguien es herido de bala en la cabeza y el proyectil atraviesa el cerebro, las probabilidades de salvarse son mínimas, y las de despertar y responder a órdenes son mucho menores».

El Dr. G. Michael Lemole Jr., jefe de Neurocirugía, quien operó a Giffords, dijo que el proyectil atravesó el lado izquierdo del cerebro de atrás hacia adelante, pero que no había provocado daños laterales ni afectado ninguna zona crítica, lo que hubiese reducido aún más sus posibilidades de recuperación.

Los médicos explicaron que Giffords, de 40 años, estaba en un coma inducido pero que la habían despertado varias veces para comprobar cómo respondía. Aunque los especialistas dijeron que estaban muy alentados por la reacción al tratamiento, acotaron que es demasiado temprano para un pronóstico a largo plazo.

Los galenos dijeron que la inflamación del cerebro y otras complicaciones todavía representan un riesgo significativo en los próximos días. Darci Slaten, portavoz del centro médico, dijo que el esposo de Giffords, el astronauta Mark E. Kelly, estaba con ella, al igual que sus padres y dos hijastros.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar