ActualidadActualidad Internacional

Suicidio de un yihadista en Alemania abre debate sobre seguridad de cárceles

El suicidio en una cárcel alemana del refugiado sirio Jaber Albakr, detenido bajo sospecha de planear un atentado, ha generado un debate en ese país acerca de la seguridad de sus prisiones y la necesidad de centralizar a los presuntos yihadistas en un único centro penitenciario.

«No puede ser que a los potenciales terroristas se les encierre en cárceles corrientes», afirmó el presidente del Sindicato de Funcionarios Penitenciarios, Uwe Oelkels, en declaraciones a medios alemanes, en relación con Albakr, que fue hallado muerto en su celda de una cárcel de Leipzig (este del país), el pasado miércoles.

Los presuntos yihadistas u otros sospechosos que suponen un riesgo para la seguridad nacional deben ser puestos, según Oelkels, a disposición de la Fiscalía Federal y quedar internados en una cárcel de alta seguridad.

Albakr, de 22 años, había sido entregado el lunes anterior por varios compatriotas suyos, en cuya casa había buscado refugio tras lograr escapar del operativo policial orquestado el fin de semana anterior en torno a su domicilio, donde tenía 1,5 kilos de explosivos y detonadores.

Los errores policiales que propiciaron primero su huida y luego el suicidio en la cárcel desataron las críticas contra las autoridades del «Land» de Sajonia, tanto de la oposición como del ministro del Interior, Thomas de Maizière, quien ha exigido un total esclarecimiento del caso.

Al cúmulo de circunstancias aún por aclarar se suman las declaraciones contradictorias difundidas en los medios tanto de los jóvenes que lo redujeron y entregaron a la policía, como de un hermano del joven muerto.

Los tres refugiados sirios, calificados de inmediato por los grandes medios de «héroes» y cuya actitud fue elogiada por el Gobierno federal, afirman en el semanario Der Spiegel que fueron amenazados de muerte y que temen ahora una venganza del yihadismo.

En una entrevista con la televisión internacional Deutsche Welle, Alaa Albakr, el hermano mayor del presunto terrorista, defiende la inocencia de este, niega que se suicidara y afirma estar dispuesto a vengar su muerte.

El diario berlinés Berliner Morgenpost, por su parte, asegura que el joven sirio se había radicalizado tras entrar en contacto con un imán fundamentalista de una mezquita de Berlín.

Según este rotativo, a mediados de septiembre había estado en la capital alemana para ultimar sus planes de atentar contra uno de sus aeropuertos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba