Actualidad Internacional

Toque de queda en más de 40 ciudades de EE.UU. ante violentas protestas por muerte de Floyd

Estados Unidos vivió por sexto día consecutivo una intensa jornada de protestas y violencia tras la muerte en Minneapolis el pasado lunes del afrodescendiente George Floyd a manos de la policía, con un saldo hasta ahora de tres fallecidos, que ha provocado se decrete el toque de queda en al menos cuarenta ciudades en todo el país y que incluso han tocado las propias puertas de la Casa Blanca en Washington, mientras el presidente Donald Trump volvió a responsabilizar de los incidentes al grupo de extrema izquierda Antifa, que será considerado «una organización terrorista», según adelantó el mandatario.

Y todo esto ocurre en medio de la pandemia del coronavirus, que sigue castigando a EE. UU., con más de 104 mil fallecidos por la enfermedad y sobre 1,7 millones de personas contagiadas, cifras que podrían incrementarse debido a las manifestaciones, según dijeron preocupados las autoridades de salud locales.

El clima efervescente de las protestas ha obligado a alcaldes a decretar el toque queda en ciudades como Los Ángeles, San Francisco, Beverly Hills, Denver, Miami, Orlando, Atlanta, Chicago, Indianápolis, Louisville, Detroit, Kansas, Cleveland, Seattle, Filadelfia, Portland, Dallas, San Antonio, en otras.

Disturbios, incendios, saqueos

Las protestas, que suelen empezar de manera pacífica, se van calentando en el transcurrir de las horas, como fue el caso este domingo en Washington, con especial foco al frente de la Casa Blanca, donde la policía lanzó gases lacrimógenos, mientras los manifestantes prendieron hogueras, que derivaron luego en incendios y enfrentamientos con las fuerzas del orden.

Esta escena se repitió en varias ciudades del territorio estadounidense. En Los Ángeles, California, lo que al inicio era una protesta pacífica cerca del muelle de Santa Mónica, derivó en enfrentamientos con la policía y luego se reportaron saqueos en tiendas de marcas populares como Vans, Gap y Nike, así como en centros comerciales y otros puntos de venta.

Por ello, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, tuvo que solicitar al gobernador del estado, Gavin Newsom, que enviara un contingente de más de 600 miembros de la Guardia Nacional para que asistiera a los más de 10 mil policias que están desplegados en la ciudad para evitar mayores desmanes.

Los gobernadores en al menos otros 10 estados (Georgia, Kentucky, Ohio, Wisconsin, Colorado, Utah, Washington, Tennessee, Missouri y Texas) también activaron a las tropas de la Guardia Nacional para ayudar a calmar las protestas que en muchas áreas se han vuelto violentas. Este componente ha movilizado más de 5 mil efectivos para este fin.

Asimismo, más de 80 personas fueron detenidas en Detroit, donde hubo reportes también de tiroteos y de altercados entre los manifestantes y la policía, mientras en Birmingham, Alabama, los manifestantes comenzaron a derribar un monumento confederado.

Entretanto, en Nueva York, donde se reportó un centenar de detenidos, los manifestantes marcharon a través de los puentes de Brooklyn y Williamsburg y detuvieron el tráfico en el puente de Manhattan.

Y en Minneapolis, ciudad en donde comenzaron las protestas, un conductor embistió este domingo con un camión cisterna a una multitudinaria manifestación, sin que aparentemente nadie resultase herido.

Miles de personas avanzaban por la autopista I-35W, que estaba cortada al tráfico, cuando el camión cisterna arremetió a gran velocidad contra la protesta.Momentos de pánico y caos se vivieron mientras los manifestantes trataron de echarse a los lados de la autopista, elevada en ese punto, para evitar que el camión les atropellase.

Reportan tres decesos

Entretanto, al menos dos personas murieron en Iowa y una más en Kentucky durante la sexta noche de disturbios raciales en Estados Unidos.

El jefe de la Policía de Davenport (Iowa), Paul Sikorski, dijo  que durante la noche del domingo las autoridades recibieron informes de un disturbio en el centro comercial North Park en el cual estaban involucrados un centenar de vehículos y «vándalos«.

Dos personas murieron en diferentes sitios de la ciudad y las autoridades investigan los casos como homicidios, añadió el funcionario.

Del mismo modo, el gobernador de Kentucky, Andy Bashear, autorizó a la Policía del Estado para que lleve a cabo una investigación independiente de un incidente la madrugada del lunes en el que agentes de la Policía Metropolitana de Louisville y soldados de la Guardia Nacional mataron a balazos a un hombre afuera de un supermercado.

El incidente ocurrió, según la versión del jefe de la Policía Metropolitana, Steve Conrad, cuando los agentes y los soldados dispersaban a una multitud congregada en el estacionamiento del supermercado.

Trump contra Antifa

Frente a este panorama, Donald Trump cargó este domingo contra el movimiento de extrema izquierda denominado Antifa, a quien atribuye los desbordes violentos de las manifestaciones por la muerte de George Floyd.

«Los Estados Unidos de América designarán a Antifa como una organización terrorista«, tuiteó el mandatario, que según informaron el New York Times y la cadena CNN tuvo que ser protegido en el búnker subterráneo de la Casa Blanca debido a las fuertes protestas ocurridas el pasado viernes.

El diario neoyorquino indicó que el presidente fue llevado al búnker en la noche del viernes mientras los manifestantes forcejeaban con los agentes del Servicio Secreto para retirar las barreras metálicas instaladas frente a la verja que rodea la residencia presidencial.

Según CNN, Trump estuvo en el búnker cerca de una hora antes de regresar al sector de la Casa Blanca que le sirve de residencia, mientras en el exterior los manifestantes tiraban piedras y mantenían escaramuzas con los agentes.

Ninguno de los dos medios aclaró si la primera dama, Melania Trump, y su hijo Barron también fueron llevados al refugio.

Temores por la pandemia

Por su parte, funcionarios de salud de Estados Unidos alertaron que podría haber un nuevo aumento en los casos de coronavirus después de las protestas por la muerte de George Floyd, con manifestantes que se han visto sin mascarillas y aglomerados, no respetando el distanciamiento social.

«Seguiré estresado porque parece que fue hace una vida: todavía estamos en medio de una pandemia. Todavía tenemos hospitales a punto de ser invadidos por el covid-19, dijo el gobernador de Minnesota, Tim Walz.

La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottom, señaló que la pandemia también está afectando a las minorías raciales a un ritmo más alto.

«Todavía hay una pandemia en Estados Unidos que está matando a personas negras y latinas en mayor número», dijo, y señaló que cualquiera que estuviera en una protesta en Atlanta debería planear hacerse la prueba del coronavirus«.


La protesta pacífica también se hace en sentir en homenaje a George Floyd / Foto: EFE
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar