Actualidad Internacional

Tras 24 días Alexei Navalny termina la huelga de hambre que mantuvo en prisión

El opositor de Vladímir Putin logró ser examinado por dos médicos independientes gracias a lo que calificó de "tremendo apoyo" en Rusia y el mundo

Luego de 24 días, y con un delicado estado de salud, el líder opositor ruso Alexei Navalny anunció este viernes que abandona la huelga de hambre que mantuvo en prisión para exigir que le vean sus médicos de confianza.

«A la vista de los avances logrados y de todas las circunstancias, empiezo a abandonar la huelga de hambre. Por regla general, esto me va a llevar otros 24 días y dicen que es aún más difícil«, señaló el férreo opositor del presidente ruso Vladímir Putin en su cuenta de la red social Instagram.

Navalny, de 44 años, afirmó que, con el «tremendo apoyo de buenas personas en todo el país y en todo el mundo«, se ha logrado que le examinen en dos ocasiones médicos externos, la última vez justo antes de la multitudinaria marcha que su equipo convocó en su apoyo el miércoles en más de un centenar de ciudades rusas.

Peligro de muerte

El líder político señaló en su mensaje que confía en sus médicos habituales y que por ende terminará la huelga de hambre. Este jueves, cinco galenos aliados del activista le pidieron en una carta que pusiera fin a su huelga de hambre para evitar la muerte.

En su comunicado, publicado en el portal de Mediazona, los médicos escribieron que prologar la huelga de hambre «puede causar un daño notable a la salud de Navalni y conducir al resultado más triste: la muerte«.

En este sentido, el crítico del Kremlin observó: «Los médicos, en los que confío plenamente, publicaron una declaración en la que afirmaban que ustedes y yo habíamos logrado lo suficiente para que yo terminara la huelga de hambre. Y lo diré con franqueza, sus palabras de que las pruebas muestran que «en un tiempo mínimo no habrá nadie a quien tratar …me parecen dignas de atención«.

Navalny agregó que mientras está terminando su huelga de hambre, todavía exige ver a un médico especialista porque está «perdiendo sensibilidad» en partes de su brazo y piernas y quiere entender «qué es y cómo tratarlo«.

Respaldo solidario

El líder opositor afirmó también que deja la huelga de hambre porque en solidaridad con él varias personas iniciaron una huelga de hambre, incluidos representantes de las «Madres de Beslán«, organización que exige justicia por el atentado terrorista en una escuela de la ciudad de Beslán (2004) que costó la vida a más de 300 personas, entre ellas casi dos centenares de niños.

«Amigos, mi corazón está lleno de amor y gratitud por ustedes, pero no quiero que nadie experimente sufrimiento físico por mi culpa«, señaló Navalny, quien sobrevivió en agosto pasado a un envenenamiento con el agente tóxico Novichok, incidente del que culpa a Vladímir Putin.

Lo cierto es que gracias a la presión internacional promovida por Estados Unidos y la Unión Europea, además de las protestas a nivel nacional, Navalny fue llevado el martes a un hospital civil en la región de Vladímir, a unos 200 kilómetros de Moscú.

Previamente, las autoridades solo habían accedido a ingresarlo en un hospital penitenciario cerca de la prisión en la que cumple una condena de dos años y medio de cárcel por un antiguo caso penal para que reciba suero y una terapia vitamínica.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba