Actualidad Internacional

Tras larga expectativa llega a EEUU El laberinto del Fauno

La crítica estadounidense ya la consagró como una obra maestra. Ahora el público podrá juzgar por sí mismo.

«El laberinto del Fauno» se estrena el viernes en Estados Unidos, donde ganó los premios a la mejor película extranjera de la crítica en Boston, San Francisco, Washington y Nueva York, y fue postulada al Globo de Oro pese a ser totalmente en español.

«Hermosa y apasionante», declaró el reconocido crítico estadounidense Robert Ebert. «Deslumbrante», opinó Stephen Holden, del New York Times. «La verdadera obra maestra del año. ¡La mejor película del año!», sentenció Lou Lumenick, del New York Post.

Sin embargo, la película superó mucho antes las expectativas de su creador, el mexicano Guillermo del Toro, cuando al debutar en mayo en el Festival de Cine de Cannes recibió una ovación de pie de 22 minutos.

«En la carrera tan corta que ha tenido… ha excedido cualquier expectativa», manifestó del Toro a la AP en una visita reciente a Nueva York.

El desgarrador cuento de hadas para adultos, sobre una niña que viaja con su madre y su temible padrastro al norte de España tras la victoria de Franco y se refugia del dolor y la crueldad que la rodean en un fantástico mundo imaginario, «es puro cine, y es difícil encontrar cine puro», opina su realizador.

Avido coleccionista de cuentos de hadas antiguos y estudioso de la época de Franco desde que en su adolescencia quedó impresionado con testimonios de guerra y postguerra que escuchó de españoles que llegaron a su país, del Toro mezcla magistralmente en su «Laberinto» el relato histórico con la fantasía.

«En teoría y en papel son dos géneros imposibles de combinar. Es una aventura que requiere de fe ciega para que funcione», dijo, asegurando que no fue fácil mantener el equilibrio entre la historia de la guerra y la historia mágica, «que empiezan paralelas y se van trenzando hasta que al final es una sola pieza».

«La idea era combinar un período tan oscuro con algo tan frágil como la imaginación y la libertad; contrastar un universo masculino de destrucción con uno femenino», explicó. Y lo logra.

Con sus majestuosos escenarios, personajes de fantasía, efectos especiales y las actuaciones estelares de Sergi López, Maribel Verdú, Adriana Gil y la joven Ivana Baquero en el papel de Ofelia, la obra costó 18 millones de dólares (ni siquiera el salario de una gran actriz de Hollywood) y se filmó en 80 días.

Y tan intenso como el filme fue su rodaje. «Los primeros días dormía tres horas diarias, lloraba», relató del Toro, quien habría perdido unos 30 kilos al completar la producción.

La historia de «El laberinto del Fauno» fue concebida en la mente de su creador hace más de una década. Hace dos años y medio completó el primer borrador y se pasó otro año puliéndolo, escribiendo todos los días.

Del Toro incluso creó a los personajes fantásticos de su película. Al preguntarle al respecto nos permitió ver un cuaderno con tapa de cuero beige que hablaba solo. Era su manuscrito.

«Traigo un cuaderno de notas donde pinto y escribo», se limitó a decir. Y página tras página, de entre la letra del realizador, saltaban personajes y escenarios de su propio puño, prácticamente idénticos a los que se ven en la película.

Nacido en 1964 en Guadalajara, del Toro estudió en la Universidad de Guadalajara y se entrenó con el experto en maquillaje y efectos especiales Dick Smith, ganador de un Oscar, para luego establecer su propia compañía en el área.

Tras trabajar un tiempo en televisión, logró afianzarse como escritor y director en 1993 con «Cronos», su primer largometraje, que ganó el premio de la crítica en Cannes además de nueve premios Ariel de la Academia Mexicana y otros reconocimientos.

Entre otras producciones, escribió y dirigió «El espinazo del diablo» (2001), una cinta de terror también ubicada en la España de Franco y protagonizada por niños, así como «Hellboy» (2004) y «Hellboy II», que planea rodar el año entrante.

Por lo pronto, está enfocado en la promoción de «El laberinto», la apuesta mexicana al Oscar como mejor película extranjera, que la semana pasada fue nominada a 13 premios Goya. Pero para del Toro, aunque satisfactorios, los premios no son lo importante.

«Espero que toque muchas vidas porque creo que es una película muy emocionante», manifestó. «Es la pérdida de la inocencia que todos hemos vivido, ese momento en que te empiezas a comportar como tus padres te dicen».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba